Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Matasanos y exorcistas

José Francisco Sánchez (Valencia)
Redacción
lunes, 24 de julio de 2006, 04:08 h (CET)
“El ilustrísimo Ministerio de Sanidad, flanqueado por todas las Consejerías habidas y por haber de lo mismo, ha presentado, una singular y novedosa campaña administrativa coordinada contra la espantosa lacra social de la mutilación genital infantil.

Exclusivamente propagandística, la voluntariosa actuación, que cuenta con un presupuesto total de varios millones de euros, se dirige especialmente al conjunto del colectivo de facultativos mediante un directo y al tiempo sensitivo lema: “Mutila con moderación. Es tu responsabilidad”.

Como antaño las tan lacónicas señales de triángulo previas a todas las curvas de la muerte, y más recientemente los sensibleros anuncios en favor del uso del cinturón de seguridad en los vehículos, o la reducción en la ingesta de alcohol, la genial y avanzada idea consistirá en difundir mediante spots televisivos a base de imágenes debidamente pixelizadas un claro mensaje exponiendo las severas circunstancias del fenómeno. Apelando directamente a la inteligencia de la aséptica grey de Esculapio, el proyecto, eminentemente preventivo y educativo, pretende concienciar sin prohibir con el fin de llegar a una progresiva, pronta y definitiva erradicación de esta barbarie...”

Basta. Lo que acaba usted de leer es una solemne majadería literaria. Y además, por si fuera poco, no es cierto. Con todo, la actual realidad política de la Sanidad en España es todavía, si cabe, todavía más triste y más esperpéntica que lo expuesto, que no alcanza ni con mucho a la altura de la suela. Cuestiones de la gravedad sanguinaria de la referida no llegan ni siquiera por asomo a ser planteadas, de ninguna de las maneras. Sanidad no dedica hoy en día ni un solo céntimo, ni un solo hombre, a erradicar de forma eficaz la sistemática mutilación genital infantil (circuncisión ritual, sin ir mas lejos) perpetrada precisamente por médicos y personal sanitario, siguiendo instrucciones de las familias. El medico siempre tiene razón. Y quien paga, manda. Fin.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas

El 155 factor determinante en la recuperación de Cataluña.

“En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legitima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica” Eduardo Galeano

Genios anhelados

Son imprescindibles; pero abundan las tergi versaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris