Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

La guerra no es para militares

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 23 de julio de 2006, 04:47 h (CET)
A diario los medios de comunicación nos van informando de las bajas civiles que se vienen dando en Iraq y en la guerra entre palestinos y judíos. En Iraq han muerto, entre los meses de mayo y junio, 6.000 civiles, más, muchísimo más que soldados de los países aliados y del renovado ejército iraquí.

La constante que siempre se ha dado es la de que en todas las guerras quienes llevan el peso del sufrimiento, los que más padecen mutilaciones y muerte son los civiles. En la primera guerra mundial los muertos civiles fueron del orden de los 17,4 millones mientras las bajas militares ascendieron a 9,3 millones. En la segunda gran guerra los civiles fallecidos como consecuencia de ella fueron 32,7 millones y los militares muertos 17,9 millones. Es decir que en la primera conflagración mundial murieron ocho millones más de civiles que de soldados y en la segunda las bajas civiles superaron a las militares en quince millones.

Como se puede observar, y a medida que las armas son más modernas y sofisticadas, aumenta la mortandad entre la población civil y disminuye la de los militares como consecuencia de que las acciones bélicas se desarrollan más en los pueblos y ciudades que en campo abierto. La prueba la estamos teniendo en las guerras de Oriente Próximo y en cualquier otra a todo lo largo y ancho de nuestro planeta.

Esta claro que las guerras son para los civiles y no para los militares y por ello no se entiende muy bien, al menos es lo que a mi me ocurre, que para resolver situaciones de conflicto ya sean de tipo religioso, territorial o económico que afectan directamente a los ciudadanos de cualquier país se tenga que recurrir al enfrentamiento armado y no al dialéctico, al político, puesto que de civiles se trata.

Existen multitud de organismos a nivel mundial, todos ellos creados para que a través del diálogo las gentes puedan llegar a un entendimiento y evitar conflictos armados y que las "guerras" sean verbales. Pero esos organismos están controlados por las grandes potencias militares, por todos conocidas, con grandes intereses económicos cuyo único objetivo es acaparar más y más riqueza a cambio del hambre y la muerte que sufren los económicamente débiles. Después hay una serie de potencias de "clase media" que como rémoras, van dejándose llevar por el gran pez sin inmutarse lo más mínimo por la depredadora y dañina conducta que este pueda ejercitar.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris