Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La UGT del “puritano” Méndez, enseña sus vergüenzas

Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos, Abraham Lincoln
Miguel Massanet
miércoles, 24 de abril de 2013, 06:40 h (CET)
Cuando más alguien presume de integridad, de inmaculada honradez, de ejemplaridad y de defensor de la ética, es cuando ha llegado el momento de escarbar en sus intimidades para poder comprobar si, todo aquello de lo que se ufana, se corresponde con la realidad o sólo es la fina capa del camuflaje que oculta sus miserias. Y es que, señores, estamos asistiendo a una de las representaciones más penosas de ópera buffa, donde los “recitativos” a cargo de políticos poco fiables, se convierten, a la vista de la ciudadanía, en motivos de burla y, aún peor, de desconfianza hacia ellos. Por ello es que, cuando al señor Pérez Rubalcaba, al que todos tenemos calado desde hace ya años, después de haberse convertido en un clásico del partido socialista y de haber cosechado fama de intrigante, manipulador, experto en la fabricación de bulos y en mantenerse en el candelero, a fuerza de verse obligado a bregar, no sólo con la oposición de derechas, sino con sus propios correligionarios, que hace ya tiempo que lo quisieran ver en calidad de emérito de la política.

Y es que, a los ciudadanos de a pie, nos duele en el alma que, estando nuestra nación como está, con casi seis millones de parados; con nuestras empresas abocadas al cierre y a los concursos de acreedores; con una parte importante de nuestros licenciados viéndose obligados a emigrar para conseguir trabajo en el extranjero; con nuestros bancos incapaces de dar créditos y, nuestra deuda, dando vaivenes en manos de los especuladores que quieren beneficiarse a costa de los españoles; el observar que la única “genialidad” que se le ocurre el líder de los socialistas, Rubalcaba, es decir que se debe prohibir la circulación de billetes de 500 euros en nuestro país, porque se trata de: “Suprimir los billetes de 500 euros en toda la Unión Europea para aflorar dinero negro y dedicar lo recaudado a programas contra la pobreza y la exclusión social”. Si uno no conociera al personaje, al que califico de Rasputín del PSOE, podría pensar que no se trata más que de un iluminado que persigue utopías irrealizable; sin embargo, no es así, porque él es el primero que sabe que lo que pide es como solicitar que se le regale la Luna. Pero es un experto en decir cosas imposibles que, sin embargo, una gran cantidad de ciudadanos crédulos se creen a pies justillas.

Lo que no dice el señor Pérez Rubalcaba es ¿cómo va a conseguir de Europa que acepte su petición? ni ¿cómo va, él solo, a evitar que una moneda legal en toda la CE y fuera de ella, de pronto, para evitar que alguien la utilice para una mala cauda, vaya a quedar suprimida. Ya nos parece una arbitrariedad el que los pagos en efectivo se hayan reducido a 2.500 euros, una limitación que, sin duda, entorpece las compras al contado, que resultan ser de lo más habitual dentro de los mercados ganaderos o de otro tipo de transacciones, simplemente, porque el Estado se ve incapaz de controlarlo. Pero, se dice el disparate y se pasa a otra cosa sin que, por ello, las conchas que cubren la epidermis del líder socialistas se vean perjudicadas por la vergüenza o el rubor. Suponemos que esta ocurrencia la tuvo al enterarse de que, uno de los hijos de don Jordi Pujol, se llevaba el dinero dentro de sacos, acompañado de su novia, hacia el paraíso fiscal de Andorra.

Pero, si ya resulta chocante que, el señor Rubalcaba, en lugar de dedicarse a gestionar un plan económico con el que epatar al Gobierno, ya no diremos lo que nos ocurre ante lo que está sucediendo en Andalucía, una de las pocas autonomías en las que el PSOE se hizo fuerte; por la sencilla razón de que ha venido comprando, desde hace treinta años, los votos de los trabajadores mediante el sencillo procedimiento de pagarles por el tiempo en el que no se trabaja. El PER ha sido la gran baza del señor Griñán para que los andaluces no se hayan metido con las triquiñuelas de la Junta de Andalucía, los ERE’s fraudulentos; las mordidas de los políticos socialistas y ahora, por si faltaran motivos para denunciar la podredumbre que se ha instalado en el enclave andaluz de los Chávez y los Griñán, entran en liza, asumiendo su cuota de irregularidades, mordidas y desvergüenza pública, el sindicato del reelegido Cándido Méndez, el gran muftí de la UGT, el sindicato socialista, y el máximo inquisidor de las actuaciones del Gobierno del señor Rajoy, criticando la falta de sensibilidad social del PP y amenazando a los corruptos de Gurtel con las penas del Averno.

Sin embargo, señores, por mucho que quieran ocultar las vergüenzas de este sindicato (recuerden lo ocurrido con aquella cooperativa, para la construcción de viviendas para trabajadores que, después de cobrar entradas como anticipo, resultó que todo había sido un fraude del propio sindicato y de su cúpula directiva), lo cierto es que van apareciendo sus pecadillos; el primero que deben más de un millón de euros a Hacienda. Nadie podría suponer que tan estrictos vigilantes de lo que hacen las empresas, sean los primero en incurrir en la falta de pago de sus impuestos. Pero existe algo que todavía resulta más impactante y es que, en tiempos de grave pérdidas de puestos de trabajo, de desempleados que han agotado sus prestaciones y los seis meses de la ayuda de los 425 euros; en momentos en los que se han tenido que recortar prestaciones y ayudas a las personas que tienen enfermos en casa de los que cuidar; en estos momentos de grave crisis social, resulta que, un sujeto, un tal Manuel Pastrana, secretario general de la UGT andaluza, que afirmó en su blog “que no había recibido un céntimo de los ERE andaluces”, ni legal ni ilegalmente, Pero como en este país, todo se acaba por averiguar, ha resultado que existía una fundación “Fundación Socio Laboral de Andalucía” que englobaba los servicios jurídicos de la UGT andaluza, que si intervinieron en los ERE´s mencionados y cobraron por ello. En esta fundación, como no, está el señor Pastrana.

Pues este señor y sus compadres de la Fundación gastaron, con una Visa, medio millón de euros mientras se gestaba un ERE en el sindicato ¿Algo exagerado, no? Pero hay más, porque este adusto señor Pastrana parece que no tuvo objeción en pagar, por una comida en un restaurante de Durbán, en Sud África, la friolera 852’35 euros. ¿Qué hacían en Sud África? Al parecer asistían a un Congreso ¿no los hay más cerca? Pues sí, pero el viajecito de turismo se lo merecía ¿no?. El cargo que Pastrana presentó, a las arcas de UGT, por este viajecito ascendió a 1.252 euros Todo un ejemplo de “austeridad”, si se tiene en cuenta que la UGT andaluza anunciaba, en la misma fecha, el despido de 159 de sus trabajadores “por problemas financieros” Estos trabajadores han denunciado que la UGT tiene en Andalucía un parque inmobiliario de locales, pisos y naves, valorados en 19’5 millones de euros.

Un detalle más: el promedio del importe mensual de las tarjetas de los directivos de UGT es de 1.200 euros incluyendo, básicamente, gastos de restaurante.¡Si, señores un buen ejemplo del sindicalismo solidario español! Estos son, señores, los sindicalistas que tenemos en España y los que critican al Gobierno por no ser más espléndido con ellos. Y lo peor, estos son a los que subvenciona el Estado a costa de nuestros impuestos. Hace tiempo que se les debería obligar a financiarse con las cuotas de sus afiliados ¡Verían ustedes lo poco que duraban! O así es, señores, como veo yo esta cuestión sindical.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris