Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   PP   Escraches   -   Sección:   Opinión

Escraches y balas

Hemos sobrepasado el límite yendo a las casas de los políticos y hemos provocado que algunos imbéciles acabaran enviando sobres con balas. Seguro que ni con nuestros enemigos más cercanos hemos llegado a comportarnos así
Juan José Sánchez Soto
@sanchez_jj
martes, 23 de abril de 2013, 14:51 h (CET)
Pese a mi ya conocida opinión sobre la política actual que está llevando el Gobierno, creo que nos estamos pasando. Nos estamos pasando, nosotros (la sociedad española), en llevar hasta la puerta de las casas de los políticos nuestra rabia y nuestras críticas. No hago distinción entre partidos políticos porque me parece igual de aberrante ir a casa de un político del PP o uno del PSOE, o de otros partidos. Me parece también muy aberrante que alguien como Jorge Vestryngue, que militó en su día en el PP, hoy anime a acorralar a los políticos hasta la puerta de su casa. Yo también milité en el PP y nunca se me ocurriría llegar hasta tal extremo, un extremo propio del radicalismo más odioso que puede albergar una democracia como la nuestra.

Esta semana pasada conocíamos la noticia también de que Javier Arenas había recibido un sobre con una bala dentro. En una democracia, un demócrata de verdad no puede dejar llevarse por la ira y rabia de un Gobierno para perder los papeles de esta forma. El propio Gobierno ya se está retratando con sus medidas y está haciendo lo imposible para perder las próximas elecciones, quejémonos sí, pero sin pasarse.

Porque hemos sobrepasado el límite yendo a las casas de los políticos y hemos provocado que algunos imbéciles acabaran enviando sobres con balas. Y seguro que ni con nuestros enemigos más cercanos hemos llegado a comportarnos de esta manera.

Tampoco quiero defender las palabras del Gobierno que utiliza para ir de víctima: "quieren quitarnos el poder que hemos conseguido en las urnas". Yo voté en las urnas un programa electoral que hoy no existe.

Lo admito sí, fui un iluso, pero en este tema defiendo al Gobierno siempre y cuando se limite a exigir respeto a secas, que se limite a cumplir la ley sin necesidad de cambiarla... Si únicamente se refiere a los escraches condenándolos de la misma manera que he hecho yo en mis párrafos anteriores tendrá el respeto de sus propios votantes, y del resto de demócratas que entendemos que la democracia no pasa por acorralar a las casas de nadie. Habló un indignado con las políticas actuales, un indignado muy cabreado y que seguramente en el próximo Consejo de Ministros aumente su ira. Pero siempre será una ira democrática.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris