Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   trump   Maduro   Política  

Bolton versus el Huey Long del Tercer Milenio

Donald Trump se deshizo vía Twitter de un secretario que se pasó la raya y fracasó en el intento de reemplazar manu militari al jefe de estado venezolano Nicolás Maduro
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
domingo, 15 de septiembre de 2019, 09:27 h (CET)

La metodología tradicional de Estados Unidos para deshacerse de antagonistas en Latinoamérica, basada en una estudiada dinámica imperial que algunos suponían invencible e inmutable, sufrió un grave revés la semana pasada, cuando el presidente Donald Trump hizo saber a través de su red social favorita que decidía deshacerse de su influyente asesor en temas de Seguridad Nacional, John Bolton.


Según las estadísticas que miden las redes sociales, Bolton dedicó el setenta y cinco por ciento de sus Tweets a denostar contra el presidente venezolano Nicolas Maduro. Según Trump, Bolton lo había informado mal diciéndole que derrocar al jefe de estado venezolano era algo así como soplar para hacer botellas.


A través de la misma red social en la cual Bolton evidenció su obsesión por Venezuela, el inquilino de la Casa Blanca le hizo saber que sus servicios ya no eran necesarios en la actual administración con base en Washington.


Trascendió que el ángel caído fue acusado en privado por Trump de haber querido involucrar a Estados Unidos en cuatro guerras en las cuales las eventuales ganancias serían superadas ampliamente por las pérdidas. El belicismo desmedido de Bolton involucraba a Corea del Norte, Irán, Afganistán y a la Venezuela apoyada por Rusia y China.

Demasiados enemigos, aún para el imperio más poderoso de la historia.


Que Bolton haya dedicado en los últimos tiempos tres de cada cuatro de sus tweets a Venezuela, sin resultado alguno, confirmaron el fracaso del asesor renunciado. Obviamente, Washington no optará por alguien con la misma opinión de Bolton ni tampoco alguien que sea más duro con respecto a Venezuela para reemplazar al botado.


Algunos podrán llamarlo pragmatismo, pero otros prefieren darle el nombre de populismo y demagogia. Curiosamente, ante la coyuntura del presente los conceptos parecen coincidir.


Para un lector latinoamericano puede resultar extraño que en Estados Unidos, para buscar un referente de populismo, los analistas políticos deban remontarse a la década de 1930. Más raro todavía puede resultar que el referente de populismo, hasta quien retroceden en el tiempo para buscar similitudes con el fenómeno republicano de Donald Trump, es un político de izquierdas que enfrentó al mismo Rockefeller, llegando a defender la causa del Paraguay en la guerra del Chaco.


Los latinoamericanos, que no necesitamos retroceder ocho décadas para encontrar en nuestra propia historia paradigmas de populismo, solo podemos sorprendernos al ver a los estadounidenses incurrir con tanta ligereza en un discurso que siempre señalaron , a través de sus poderosas embajadas, como una terrible y perjudicial palabrería.


También cabe preguntarse qué sucederá por estas latitudes con aquellos que hablan de erradicar el populismo, ahora que según los mismos analistas, se ha contaminado la misma Meca a la que rinden pleitesía.


En Paraguay muchos siguen esperando que las autoridades sigan el ejemplo de su modelo del norte. Y resulta contradictorio que hablar a ministros incompetentes, sigue siendo tema tabú para gobiernos que se auto postulan con entusiasmo como seguidores y subordinados del modelo estadounidense.


En realidad, con su acción directa e inequívoca, hoy se han ocupado de dejar fuera de juego a su propio juego y aquello por lo cual se juegan.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Múltiples los beneficios de mi experimentación con la respiración y el frío

“Portamos cuerpos increíblemente sofisticados y maravillosos”

Lecturas que dan luz

Alguien me dijo una vez que podemos proyectar luz a nuestras dificultades en dos libros: El Quijote o el Nuevo Testamento

Altsasu significa dignidad

“La libertad es un bien común y cuando no participen todos de ella, no serán libres los que se crean tales” (Unamuno)

Trump debe dejar de atacar a la prensa

​“Todo en orden. Nadie fue herido. No hay nadie desaparecido. Está todo muy bien”. Recep Tayyip Erdogan

Lo correcto, la indiferencia

​¿El enemigo número uno del pueblo? Pues mire, el enemigo número uno del pueblo, “políticamente correcto”, es el escarabajo de la patata.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris