Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Yo también quiero saber

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 21 de julio de 2006, 21:47 h (CET)
Hay graves asuntos de los que uno prefiere no escribir cuando ve que los intervinientes mienten, que ocultan parte de la verdad y que todos la cuentan sesgadamente. Cuando la confusión de todos es la victoria de alguien, cuando ese “alguien” se frotaría las manos si consigue manipularte, mejor tomar precauciones y distancia. Con el tiempo, en medio del túnel de tus limitaciones culturales e intelectuales, empiezas a ver una lucecita, compruebas que algo se mueve y empiezas a tener una idea de lo que está pasando. Que habitualmente no es lo mismo que lo que te están contando.

Algo de eso me pasa con la negociación con ETA. Hombre, hay multitud de pequeñas cosas que uno siempre ha tenido muy claritas, como por ejemplo que a esto no se le puede llamar proceso de paz, que la paz sólo se da donde ha habido guerra, y que quienes así lo denominan no son gentes de fiar, porque intentan engañarte desde la primera palabra. Con todo, es un proceso de múltiples facetas, escabrosas la mayoría, y no unívocamente desechables o dignas de ser apoyadas.

Dado que los últimos presidentes del Gobierno se han sentado a negociar con terroristas o sus adláteres y que el terrorismo (No “el conflicto” como interesadamente nos quieren vender) lleva una generación encastrado en nuestra sociedad, intentar acabar con él sobre una mesa de negociaciones es de entrada algo plausible y tal vez lejanamente posible, siempre y cuando se anteponga el interés general de la sociedad, se sepa qué límites no se deben cruzar y cuáles son las fidelidades que los representantes del Estado deben guardar. Ésta, la de los límites y respetos, es una de las grandes cuestiones a debatir, claro.

Otra es si éste es el momento más oportuno para hablar con unos terroristas que estaban pasando por la peor racha de una carrera delictiva claramente en declive. Estoy convencido de que nunca se habrían sentado a hablar si creyesen que tenían posibilidades de vencer por la fuerza bruta, parece algo obvio. Creo por lo tanto que sí “tragan”, y es algo que todavía está por ver pues la negociación definitiva (sí la que habla de las condiciones de negociación) todavía no se ha producido, es porque es el momento adecuado. Sólo el tiempo lo dirá.

Un aspecto que me confunde, y enlazo como se verá con el primer párrafo, es la poca claridad, las medias verdades y las mentiras contundentes del Gobierno. Quede bien claro que si he de creer a alguien debo creer a mi Gobierno antes que a una banda de asaltadores de caminos, secuestradores y asesinos en serie, lo que no significa que ponga la mano en el fuego por Zapatero y sus airgamboys. Lo siento, pero no me fío cuando es tanto lo que está en juego y GARA nos dice día sí y día también que se nos oculta parte del juego. A veces al PSOE le falta la contundencia que demostró Zapatero el pasado viernes en Punto Radio. No siempre está obrando con claridad y limpieza en este asunto.

Que el diario proetarra diga que desde febrero pasado hay acuerdos para detener la acción de la justicia, para respetar las decisiones que adopten los ciudadanos del País Vasco y Navarra (Esto lo insinuó Zapatero ante la prensa en las Cortes) me pone nervioso porque es todo lo contrario de lo que nos han vendido hasta ahora y porque es una evidente ilegalidad.

Los pasados acuerdos del PSOE con ERC para cambiar unas estructuras del Estado que nos afectan a todos, me hace temer que nos puede vender (Integración por cataplines de Navarra, configuración de un Estado asimétrico en el que las comunidades pobres tengan derechos, influencia y economía limitadas) por un plato de lentejas autonómicas.

Quiero saber qué me cuentan, cuánto me cuentan y cuánto me mienten. No quiero me tomen por el pito de un sereno, soy español, a veces pienso que mal que me pese, y quiero confiar en mi gobierno. Llevo sin hacerlo tantos años como llevan unos y otros abusando del voto de los ingenuos que les apoyan.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris