Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Como todo el mundo, afortunadamente

Pascual Falces
Pascual Falces
viernes, 21 de julio de 2006, 21:47 h (CET)
Esta columna, que no se propone hacer política a través de la opinión escrita en el ciberespacio, si enfoca su catalejo hasta los límites geográficos de la península ibérica, distingue tres entes nacionales: España, Portugal y Gibraltar... y allá en lo lejana montaña pirenaica, a caballo con Francia, Andorra. El primero de ellos, todavía es una nación corriendo vocinglera hacia su devenir político que, quien sabe en qué la transformará. Bueno, vociferan sus políticos gobernantes, y los que quieren serlo. En total, unos pocos, el resto, es decir, la inmensa mayoría, se levanta con sueño cada mañana, apechuga con el calor que nos azota, y toma el bus o el metro, o su vehículo particular, para dirigirse con mayor o menor entusiasmo a su lugar de trabajo, al “curro”, que se dice, pensando, eso sí, en las ansiadas y cercanas vacaciones que “todo” lo han de curar.

El vocerío de los políticos intenta ser atronador, con verdades a medias que son mentiras disimuladas, con afirmaciones que unos comparten y otros no, pero nadando sobre el pantano del arte de mandar con el saber hacerlo, y guardando seca la ropa. Ahondado con su pensamiento en sus propias preocupaciones, el ciudadano de a pie, los ve pasar, y, hasta puede sentir admiración por sus equilibrios. Mientras le ingresen la nómina, y haya donde gastar lo que sobra de la hipoteca, y otros pagos aplazados, ¡allá ellos! En definitiva, se está viendo, con actores de carne y hueso, lo que se lee en los libros de Historia, y, hasta parece encontrarse, con ello, la explicación de tantos disparates como se recogen, de tiempos anteriores, en esos libros.

Algo ha ido ganando este país con el tiempo, y es, que mucho de lo que se creía original, “typical spanish”, no lo es tanto, ya se ve en casi todas partes del mundo lo mismo. Las famosas “dos españas”, se ven por muchas partes. No es una maléfica singularidad. Tal vez fue de las primeras en marcar esa dualidad, pero el ejemplo se ha extendido; el último, México, con la mitad del país reclamando un triunfo electoral que siente le ha sido arrebatado por la otra mitad. La poética expresión del poeta Machado, popularizada por la voz de Serrat: “Españolito que vienes al mundo te guarde Dios; Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”, ya no es signo de distinción, ni de “denominación de origen”. Ahora, eso ya le puede pasar a cualquiera sin haber nacido en España.

¿Qué se puede interpretar de esto?

Cada uno habrá sacado sus consecuencias, pero, la más general es que la política está relegada, sigue sirviendo para que coman, y bien, los que expresan opiniones de “su” mitad, a través de las ondas radiofónicas, o del papel impreso, ambos medios preñados de publicidad que es la que da o corta la voz. Ha de resultarle más fácil al “Corteinglés” acallar a Jiménez Losantos, que al Cardenal Rouco Varela, por citar un significado ejemplo, que los hay a cientos, y más que quisieran vivir de ello, como él. La política es parte del “show” que contempla el “currante” mientras aguarda impaciente y con calor, la fecha de vacaciones. Es lo que de verdad interesa, y de lo demás, hasta expresaría su opinión con un rotundo cruce de antebrazos. Como el resto del mundo, y, eso, debe ser lo bueno.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris