Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Abucheos a Rajoy

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 21 de julio de 2006, 21:44 h (CET)
Han vuelto a abuchear a Mariano Rajoy. Esta vez ha sido en Benavente. Representantes de la Mesa pro Hospital, de la sección de Sanidad de UGT y numerosos sanitarios de la comunidad se han manifestado frente a la iglesia visitada por el presidente nacional del PP para hacer sus reivindicaciones. Y ahí se acabó el problema, no hay que dar más importancia al hecho. Bastante crispado está ya el patio.

Por mucho que titule la prensa de derechas, en ningún momento puede hablarse de boicot a la visita. Ni siquiera las declaraciones de Rajoy son correctas, pues no tiene relación ninguna con otras algaradas anteriores. No hay duda de que se ha pasado tres pueblos cuando dice que el PSOE envía a su brazo sindical para crearle problemas en los que no tiene competencia.

Ambas partes hicieron valer sus derechos: unos protestaron por lo que entienden que es dejadez del gobierno regional en materia sanitaria – entre otras cuestiones se demandaba un más que necesario hospital para Benavente -- y otros vitorearon a su jefe de filas mostrándole su afecto y adhesión. No hay que olvidar que los escándalos de la sanidad castellano-leonesa están en este momento en el juzgado y el actual consejero del ramo, César Antón, hábil y trabajador como pocos, está consiguiendo sacar adelante la Consejería más difícil de la comunidad, a pesar de los “barones y elefantes” del Partido Popular que introducen el palo entre las ruedas siempre que tienen ocasión.

A Mariano Rajoy le ha faltado cintura política en esta ocasión. En situaciones semejantes, cuando el silbado ha sido el presidente Herrera, siempre ha salido airoso de la situación y los manifestantes han acabado estrechándole la mano, agradeciéndole el detalle y alabando su talante. Es la diferencia entre talante y talento. Juan Vicente tiene mucho de ambos. Hasta sus “enemigos políticos” lo reconocen.

Ha sido llamativa la actitud del secretario regional del PP y consejero de Presidencia y Administración Territorial, Fernández Mañueco, pocas veces “apaga fuegos” y muchas innecesario incendiario de situaciones diversas. Una vez más, pidió la dimisión de Miguel Alejo por “falta de previsión” a la hora de hacer frente a los incidentes. El citado secretario actúa como el lugarteniente de Pancho Villa. En ocasiones, con sus sandeces suele recordarnos los exabruptos del secretario de Organización del PSOE. Créanme -- en palabras de sus compañeros de partido -- se ha convertido en insufrible, sobre todo cuando saca a relucir su manía persecutoria contra Miguel Alejo, delegado del Gobierno en Castilla y en León, único político socialista que, según las encuestas, puede desbancar a Juan Vicente Herrera de la presidencia de la Junta de Castilla y León. Y es que algunos, obsesionados con hacer méritos ante su jefe regional, no saben si “matan, hieren o espantan” con sus palabras. Flaco favor el que ha hecho Mañueco a Herrera con sus incontrolados ataques verbales y más inservible aún el que ha hecho a su presidente nacional. Al tiempo.

Noticias relacionadas

Puigdemont y Alemania

Considero muy apropiada la petición de explicaciones del juez Llarena al señor ministro Montoro

Hay que levantarse siempre

Urge elevarse y ennoblecerse como ciudadanos de bien

Y Nacho dixit

Sorprende que todo el mundo hable bien de él

Al-Khwarizmi sigue estando actual

Sin valores ni principios sólidos solamente tendremos delincuentes corruptos y malas personas

A España, sin odio pero sin esperanza

Catalunya y España dos líneas paralelas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris