Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Los compromisos electorales del PP

“En cualquier caso está claro que Rajoy no ha cumplido sus compromisos electorales, pero resulta curioso que la única promesa electoral que va a cumplir es la que le hizo a las altas jerarquías eclesiásticas de reformar la Ley del Aborto”
Pascual Mogica
viernes, 19 de abril de 2013, 07:31 h (CET)
Con respecto a los compromisos electorales del Partido Popular, el compromiso de Mariano Rajoy, obvio es decir que han brillado por su ausencia, mejor dicho por su incumplimiento. Era de prever. Ya el 8 de mayo de 2012 el presidente del Gobierno decía que haría “cualquier cosa que sea necesaria, aunque no me guste y aunque haya dicho que no iba a hacer”. Añadiendo: “No quiero subir el IVA en 2013. Pero si tengo que hacerlo lo haré”: Y lo hizo. El 19 de diciembre de 2012 decía: “…aunque hay decisiones que no estaban previstas y a lo largo de la legislatura se puede dar marcha atrás en alguna”.

El 25 de enero de 2013 en su visita a Chile Rajoy decía: “El humor es clave para mantenerse en este negocio”. El 22 de febrero de 2013 el presidente del Ejecutivo dijo: “Tiene gracia que me recriminen que dejé de lado mis promesas electorales”. Pero para mí lo que puso de manifiesto, con bastante anticipación, es que Rajoy no tenía, y sigue sin tener, ni repajolera idea de lo que iba a hacer, cuando en una entrevista que le hizo Pedro J. Ramírez, en Veo TV no supo que contestar ante la pregunta de una joven del PP sobre sus medidas para jóvenes. Balbuceó, buscó entre sus papeles, para al final responderle a esta muchacha: “¿Nuestra medidas contra el paro? Es que no entiendo mi letra”.

Todo esto se lo ha tomado Rajoy con sentido del humor cuando la cosa es para ponerse a llorar como lo están haciendo millones de españoles, y la muestra de que se lo ha tomado así se ratifica en lo dicho en Chile “el humor es clave para mantenerse en este negocio” y “tiene gracia que me recriminen que dejé de lado mis promesas electorales”. Por lo que dice parece ser que para él lo cosa tiene gracia, debería preguntarle a los españoles hasta que punto también a ellos les puede resultar graciosa su forma de gobernar, si es que esto que hace es gobernar.

En cualquier caso está claro que Rajoy no ha cumplido sus compromisos electorales, pero resulta curioso que la única promesa electoral que va a cumplir es la que le hizo a las altas jerarquías eclesiásticas de reformar la Ley del Aborto. El Partido Popular, Rajoy, cumple sus compromisos con la Iglesia Católica pero no hace lo mismo con los ciudadanos. A estos últimos los ha engañado con premeditación, alevosía, ensañamiento y nocturnidad. Digo lo de “nocturnidad” porque está gobernando a base de decretos y no por acuerdos tomados en las Cortes Generales.

No acabo de entender, mejor dicho no lo entiendo en absoluto, el que desde el Partido Popular se repita por activa y por pasiva que a ellos les han votado los españoles mayoritariamente, pero les dieron su voto por sus promesas electorales, no subir impuestos, acabar con el paro, no tocar ni la Sanidad ni la Educación y no descuidar los Servicios Sociales, entre otras ofertas. Esa mayoría de votos no les da autorización para que incumplan aquello que prometieron ni mucho menos les concede la más mínima opción a cambiar completamente el contenido de un programa electoral haciendo todo lo contrario de lo que en él se decía. El voto no es un cheque en blanco, los ciudadanos dan su voto a un partido político en base a su oferta electoral y no hacer efectiva esa promesa es un fraude y un abuso de confianza que hace que quien engaña, en este caso el PP, Rajoy, deba dimitir si le queda un mínimo de dignidad y de autoestima.

Está claro que en el PP no se cumplen los compromisos contraídos con los ciudadanos pero sí los adquiridos con los obispos con Rouco Varela a la cabeza. Será por aquello de hacer bien las cosas que afectan a la Iglesia ante los ojos de Dios porque necesitan a este a la hora de contar con alguien que les perdone. Solo para eso.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris