Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Crítica de televisión   -   Sección:   Televisión y Medios

'El traidor'

Montaña Paniagua
Redacción
lunes, 16 de octubre de 2006, 22:23 h (CET)
Traidor, “dícese de aquel que comete una falta quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener” y título del concurso que ayer estrenó Cuatro en prime time, es la adaptación de la productora española Four Luck Banana del programa belga “The Mole” (“El topo”).

El guapo modelo y también ganador de la edición 2004 de la “Isla de los famosos” en Italia, Sergio Muñiz, conduce en el día a día y en las pruebas de resistencia física, inteligencia y capacidad emocional, a las que tienen que someterse los 11 concursantes, entre ellos, también, el infiltrado. Por su parte, el ya experimentado Luis Larrodera (presentador de 'Alta tensión' y 'Un, dos, tres…, entre otros programas), presenta la gala semanal en plató, en la que los concursantes intentarán desenmascarar al traidor.

El concurso responde a una mezcla light de los ya explotados “Supervivientes” y sus posteriores secuelas, y del también concurso que Cuatro estrenó el pasado mes de abril, “Superhuman”, en lo que a capacidad de resistencia y ayuno, (estos participantes están bien alimentados) se refiere.

Por el contrario la intriga, auspiciada por la sospecha y el continuo “saberse engañados” que como una sombra acompaña en todo momento a los participantes, es la gran novedad y baza de este programa.

Así pues, la resistencia, memoria, orientación, comunicación y autocontrol, como habilidades, a priori, de gran valía para enfrentarse a los retos, quedan relegadas y supeditadas a la astucia del traidor que, haciendo honor a su nombre, debe ser capaz de boicotear las pruebas y sembrar la desconfianza entre los demás compañeros y, todo ello, sin a penas levantar las justas dudas sobre su leal actuación y persona.

Pero no nos engañemos, el concurso que aparentemente presenta una fórmula renovada de los habituales realities, -ya que no emitirá situaciones de convivencia de los concursantes-, se excusa en mostrar un grupo de jóvenes superando espectaculares pruebas, especialmente atractivas por el despliegue de medios técnicos con el que son seguidas, para sacar, una vez más, lo peor del ser humano.

En realidad, busca retratar las reacciones de personas sometidas a situaciones límites y, por ende, de sus pasiones más bajas, con la crueldad especial que supone no ya el agotamiento físico y anímico al que son sometidas, sino el sentirse dependiente de un grupo como única forma para prosperar y saberse víctima, al mismo tiempo, del complot que busca su fracaso, personificado, quizás, en el compañero que comparte habitación contigo.

Pronto seremos testigos de cómo las relaciones de amistad cuando hay desconfianza y un goloso premio en metálico de por medio, son incompatibles. Veremos a los concursantes intercambiarse calificativos malsonantes y del despertar de más de uno de los pecados capitales, todo a su tiempo...

Noticias relacionadas

Héctor Fernández presentará 'Radioestadio' en Onda Cero la próxima temporada y Alberto Pereiro, 'La brújula del derporte

13TV prescinde de Alfredo Urdaci, María Pelayo y Nieves Herrero

Deja los informativos en manos de José Luis Pérez

Atresmedia acuerda la adquisición de Smartclip Latam

Comercializadora del mercado de la publicidad digital

Eurovisión fue lo más visto del sábado con una cuota del 28,6%

4,4 millones de espectadores

La oposición pide a RTVE mejoras para llegar a niveles de audiencia previos a la crisis

Hacen un llamamiento a acabar con la externalización
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris