Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ENDESA / JORNADA 29   -   Sección:   Baloncesto

El CAI Zaragoza aplasta al Unicaja con 35 puntos en el último cuarto (68 - 88)

Sam Van Rossom y Damjan Rudez, letales con 19 y 21 puntos respectivamente.
Miguel Francisco González Pujazón
@Miguel_Fgp
domingo, 14 de abril de 2013, 15:52 h (CET)
Ficha técnica
68- Unicaja: Earl Calloway (6), Txemi Urtasun (9), Sergi Vidal (2), Andy Panko (13), Luka Zoric (15) - Quinteto titular - Krunoslav Simon (7), Marcus Williams (3), Augusto Cesar Lima (0), Kosta Perovic (2), Fran Vázquez (11). Entrenador: Jasmin Repesa.

88- CAI Zaragoza: Sam Van Rossom (19), Michael Roll (3), Damjan Rudez (21), Pablo Aguilar (8), Albert Fontet (2) - Joseph Jones (14), Jon Stefansson (0), Pedro Llompart (6), Henk Norel (15), Chad Toppert (0). Entrenador: José Luis Abós.

Parciales: 20-16, 9-24, 24-13 y 15-35

Árbitros: Martín Bertrán, Araña, Fernández.

Incidencias: Encuentro disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, con una asistencia de 6.250 espectadores. Sin eliminados

Datos destacables
Lo mejor: Zaragoza es de playoff.
La capital aragonesa está de enhorabuena, pues su exhibición en Málaga confirma que vuelven a la élite del baloncesto español, continuando el legado del extinto Club Baloncesto Zaragoza. 

Lo peor: Unicaja no levanta cabeza.
Pese a firmar una de sus mejores temporadas en Euroliga, los pupilos de Jasmin Repesa siguen sin demostrar en la Liga Endesa la regularidad y el compromiso necesarios para merecerse una plaza entre los ocho primeros de la competición.
Nueva derrota del Unicaja de Málaga en la Liga Endesa ante un CAI Zaragoza que se sitúa con tres victorias de diferencia y con el average particular en el bolsillo. Los malagueños, que ya no podrán contar más esta temporada con Marcus Williams por una rotura de los ligamentos del pulgar de la mano izquierda, necesitan firmar un final perfecto de temporada si quieren arrebatarle la octava plaza al Blusens Monbus.

El CAI Zaragoza salió con la lección aprendida a pista, y con una consigna muy clara: Luka Zoric, eje angular del juego cajista esta temporada, no podía recibir ningún balón cómodo de espaldas al aro. Lograron su propósito en los primeros minutos gracias a una inteligente defensa de ayudas sobre el ala-pivot, obligando al conjunto andaluz a jugarse todos sus ataques desde el perímetro (2 - 6). Sin embargo, su aparente dominio en el duelo no le sirvió para plasmarlo con mayor autoridad en el electrónico, y en cuanto el croata encontró huecos en el entramado defensivo rojillo, logró darle la vuelta al marcador con cinco puntos consecutivos.

La marcha del líder cajista al banquillo no menguó el ánimo de los suyos, pues Fran Vázquez y Andy Panko recogieron el testigo y firmaron la que sería a la postre la máxima ventaja de los malagueños en todo el encuentro (18 - 12). No era la última palabra del conjunto aragonés en el periodo, y con cuatro puntos consecutivos de Joseph Jones, pivot llegado como temporero y ya plaza fija en el equipo, se mantenía vivo en el partido al final del primer cuarto, pese a la canasta final de Fran Vázquez.

Ninguna de las dos plantillas se mostraba acertada mas allá del 6,75, con sólo un triple de Calloway en los primeros diez minutos, y siempre lograban mejores resultados cuando ponían el balón en la zona. Una absurda pérdida de Kosta Perovic en un saque de banda propició la jugada de tres puntos de Michael Roll que permitiría al CAI Zaragoza volver a llevar la iniciativa en el choque. No quedó como una acción aislada, y poco a poco los hombres entrenados por José Luis Abós se alejaban de su rival con un parcial de 0 - 13 que hacía saltar las alarmas en el banquillo local.

El juego de los de Málaga tras el tiempo muerto, lejos de mejorar, empeoraba a pasos agigantados, especialmente en tareas ofensivas, al ser incapaces de elaborar una jugada que no acabase con un lanzamiento exterior. Con la participación de sus pivots totalmente olvidada, sólo la concentración en defensa, donde sí se mostraban a la altura, les salvaba de marcharse con un resultado escandaloso en el ecuador del encuentro (29 - 40), pese al buen hacer de Damjan Rudez en los minutos previos al paso por vestuarios.

Tras el descanso, el CAI Zaragoza salió con la intención de adormecer el partido y administrar su ventaja, y con dos triples de Van Rossom y Rudez empezaba a asentar su definitivo asalto al Martín Carpena. Una polémica decisión arbitral en la presión a toda pista del Unicaja, en la que la que la grada demandaba unos posibles dobles que no fueron señalados, bastó para que la hinchada malagueña despertase de su letargo y empezase a animar a su equipo cuando peor pintaban las cosas.

Empujado por el aliento de su afición, el Unicaja se metía definitivamente en el encuentro con dos triples consecutivos de Urtasun y Panko. El conjunto rojillo intentaba recuperar sensaciones surtiendo de balones a Joseph Jones y Henk Norel, pero enfrente se encontraba un Txemi Urtasun desatado, que con dos nuevos triples ponía el partido en un puño. Una magnífica asistencia de Marcus Williams servía en bandeja el mate de Fran Vázquez que devolvería la igualdad al envite a las puertas del último cuarto (53 - 53).

La alegría no le duró mucho a los costasoleños, gracias al espectacular arranque de Van Rossom en el periodo decisivo anotando ocho puntos consecutivos y poniendo una vez más el partido patas arriba. Los locales se veían obligados a emprender la heroíca si no querían dificultar aún más sus opciones de playoff. Y lo intentó por todos los medios, llegándose incluso a colocar a dos puntos, pero el equipo zaragozano aguantó estoicamente las embestidas de su rival y con un nuevo parcial de 0 - 8, culminado por el tercer triple de Rudez, puso una diferencia inasumible para el Unicaja.

Los cuatro minutos finales mostraron todas las vergüenzas del equipo de Jasmin Repesa, que bajó los brazos y veía como la agresividad y el acierto de los maños les pasaba por encima. La diferencia de 20 puntos del final eran un fiel reflejo de la distinta realidad que viven ambos conjuntos. Por un lado, un Unicaja llamado a hacer grandes cosas esta temporada sigue guardándose lo mejor para los encuentros continentales y continúa sin dar la talla en la competición doméstica, firmando un nuevo descalabro en casa y poniendo en cuarentena su participación en playoffs. Por su parte, el CAI Zaragoza ha demostrado que no es necesario tener un gran presupuesto para llegar lejos en la Liga Endesa, y la ambición que ha demostrado toda esta temporada pronto tendrá su premio.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Valencia Basket empieza como acabó

Los de Txus Vidorreta alargan la maldición del anfitrión y le arrebatan la Supercopa Endesa al Herbalife Gran Canaria

El Valencia se venga de Unicaja y disputará la final de la Supercopa

El conjunto malagueño le arrebató la pasada campaña la EuroCup

Herbalife Gran Canaria se aferra a su trono ante un desacertado Real Madrid

El conjunto isleño defenderá su título de la Supercopa ante el Valencia Basket después de dominar de principio a fin a los madridistas

Dragic, elegido 'MVP' y Pau Gasol, incluido en el quinteto ideal del Eurobasket

España logra el bronce

Eslovenia gana su primer Eurobasket frente a Serbia con exhibición de Dragic

Igualada final
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris