Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Andalucía   Vivienda   -   Sección:   Opinión

¡Exprópiese!

"Con bolsillo ajeno, todo el mundo es limosnero", refrán popular
César Valdeolmillos
viernes, 12 de abril de 2013, 10:58 h (CET)
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el pasado martes, un decreto en virtud del cual, la Junta podrá expropiar temporalmente viviendas para evitar desahucios.

La aparente filosofía que inspira ese decreto, no puede ser más encomiable. ¿Quién puede estar a favor de que a nadie le quiten su vivienda y le pongan en la calle? Muy desalmado hay que ser para no estar en contra de lo que sin duda es una gravísima fractura social. Es cierto que es necesario arbitrar soluciones a un problema tan delicado como complejo, teniendo en cuenta que no todos los casos son iguales. Sin embargo, no parece que sea esta la forma más adecuada, ya que la misma hace dudar muy seriamente de su constitucionalidad.

Por de pronto, el alcance del Decreto, que rompe el principio de inviolabilidad de la propiedad privada, y con la única excepción de Braulio Medel, presidente de Unicaja, no ha sido consensuado previamente con los agentes sociales, ni las entidades financieras, a pesar de que la izquierda acostumbra a reclamar siempre diálogo y consenso… cuando se trata de iniciativas de la derecha. Esta actitud demuestra que ellos creen, o creen que creen, que están ungidos con el derecho moral a gobernar siempre y por eso no tienen que consensuar nada, mientras que si, como en el caso actual, está en el poder la derecha por abrumadora confianza otorgada por ese pueblo que tanto instrumentalizan, lo consideran como una eventual tolerancia magnánima por su parte, pero siempre que la derecha haga una política de izquierdas. De lo contrario se bordea o se desacata la ley y además se sacan las hordas extremistas a la calle.

El ministerio de Justicia tiene fundadas dudas de la constitucionalidad de este Decreto de la Junta de Andalucía y por ello ha encargado un informe a la Abogacía del Estado, con el fin de ver si existe base jurídica para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional. De hecho, es esta una medida de claro corte comunista, al estilo de las que antiguamente se promulgaban en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas o de las que se aplican ahora en Cuba, Bolivia o Venezuela. Seguramente no les suena a ustedes extraña la frase que pronunciaba Hugo Chávez: “¡Exprópiese!”.

Así se dará la paradoja de que un tribunal decreta un desahucio y la Junta desacata la acción de la justicia con una expropiación para pagar la vivienda —caso de que lo paguen— con el dinero de los impuestos de aquellos que a su vez están pagando religiosamente su hipoteca. ¡Viva Andalucía libre!… pero subvencionada, que es un modo de seguir garantizándose el voto y seguir manteniendo a una comunidad en la más dura sumisión, que es una forma de seguir siendo esclavos. Esa libertad de la que tanto se alardea, jamás se conseguirá con subvenciones, sino mediante la excelencia en la formación, que es lo que crea un pensamiento libre e independiente y como consecuencia de ello, progreso, que es lo que genera puestos de trabajo.

De las explicaciones dadas por la Consejera del ramo, se observan no pocos puntos inquietantes en relación con esta medida. Por ejemplo se aplicará la misma cuando el desahucio pueda constituir una amenaza para la salud física o psíquica de las personas. ¿Recuerdan ustedes que uno de los supuestos para abortar, que figuraban en la Ley de 1985, contemplaba el riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer embarazada y que al final resultó un coladero bajo el que se llegó a la barra libre para abortar? Bueno pues lo mismo puede resultar el supuesto que en el decreto se cita para las expropiaciones.

Cierto es que, de momento, el Decreto solo se refiere a los inmuebles que tengan inventariados las inmobiliarias y entidades financieras, pero recordemos la cita del pastor luterano alemán Martin Niemoeller —que no de Bertolt Brecht— “Primero vinieron a por los comunistas, pero yo no era comunista, no alcé la voz. Luego vinieron a por los socialistas y los sindicalistas, pero, como yo no era ninguna de las dos cosas, tampoco alcé la voz. Después vinieron a por los judíos, y como yo no soy judío, tampoco alcé la voz. Y cuando vinieron a por mí, ya no quedaba nadie que alzara la voz para defenderme”. Si ante lo que no es otra cosa que un atropello a la legalidad; una operación populista de imagen, todos callan, no habrá lugar a quejarse, si mañana, alguien llama a la puerta para perpetrar lo mismo que hoy se intenta hacer con las entidades afectadas.

Preguntada sobre qué pasará una vez que finalice el plazo de tres años de expropiación, la Consejera respondió que espera que en ese momento haya un Gobierno de la Nación "capaz de paralizar los desahucios" y que permita el derecho humano a la vivienda. En el caso de que ello no ocurra, la consejera no ha descartado que el plazo de expropiación pudiera llegar a ampliarse.

De esta respuesta se desprende que la medida forma parte de la campaña desencadenada por la izquierda en contra del Gobierno abrumadoramente elegido por los españoles y que sin duda, implícitamente, alentará las actividades de acoso y persecución a los miembros y familiares de los diputados del partido gobernante, acosadores a los que por cierto cabe preguntarles ¿Dónde estaban cuando la ex ministra socialista de la vivienda Carmen Chacón, impulsó la inhumana Ley que ahora facilita el que a una familia la puedan poner en la calle?.

Los socialistas andaluces, prisioneros de los comunistas por su alianza de gobierno, con medidas como esta, han entrado en la deriva por tratar de desestabilizar, cuanto más mejor, la situación del país.

Con políticas expropiatorias de corte comunista ¿Quién se atreverá a invertir en Andalucía? De continuar por esta senda, los andaluces no tardaremos en tener la renta per cápita de Corea del Norte, y los gerifaltes de la izquierda en el poder, la de los jeques de Arabia Saudí. Que mala es la ignorancia…
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris