Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

El mundo está cansado de Oriente Medio

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 18 de julio de 2006, 01:11 h (CET)
La actual, y enésima, irrupción de la tragedia palestino-israelí en la escena mundial de lo cotidiano, y esta vez, con el añadido de la represión sobre Líbano, toma ya cansada a la gente de la Aldea.

Cansada, mejor dicho, harta, de tener que mirar hacia ese punto para ver las escenas de siempre. Hace años que esta columna se sirve del conocido cuadro de Francisco de Goya, “Duelo a garrotazos”, www.temakel.com/gagoyapelea.htm, -la última vez hace un año exactamente, y en este mismo diario-, para representar el dramático significado de dos convecinos enzarzados en una pelea a mamporros hasta que uno de ellos pierda la vida.

La muerte de Arafat generó un a modo de esperanza. Tanta, que Ariel Sharón, desaparecido de escena por hemorragia cerebral poco después, intento formar un nuevo partido capaz de entenderse con sus vecinos: el que dirige el actual Presidente de Israel. Por su parte, el pueblo palestino eligió democráticamente a los radicales de Hamás –reconocidos internacionalmente como terroristas-, pero, que, eran quienes se ocupaban de sostener la muchedumbre de clases pasivas generadas por el eterno conflicto. En ese “toma y daca” de intenciones han transcurrido los últimos meses, hasta que se ha llegado a la alarmante situación actual. ¿Ha existido cicatería con la población palestina, por parte de Israel y de la comunidad internacional? El hambre, y la miseria o desolación, siguen siendo el pan nuestro de todos los días en los territorios palestinos, y en los campos de refugiados limítrofes. Lo que permite reconocer que las causas subsisten aún en períodos de aparente descanso por cansancio de los contendientes.

Una actitud “misteriosa” es el incondicional respaldo de EE.UU. a cualesquiera clase de política que adopte Israel, y que hace difundir con la rapidez de una mecha, el “antiamericanismo” desde Afganistán al Mediterráneo. Hay momentos en los que parece existir el benevolente consejo norteamericano: “Tú, atiza, que estoy contigo”. No se olvide que el contencioso iraní entorno a su posible deseo de disponer del arma nuclear, reside en el hecho de que Israel ya la tiene hace años, y no sometida a las leyes de la Agencia Internacional de la Energía Atómica. Los artesanales cohetes palestinos, son respondidos de inmediato, y con precisión, en su lugar de lanzamiento con todas sus consecuencias. Se ha podido leer estos días cómo el Presidente Bush a “rogado” a su equivalente israelí, que “tenga cuidado al apuntar”, por aquello de los efectos “colaterales”. A más, a más...

Reflejar el nuevo grado de temperatura del conflicto, es repetir lo que ya se conoce hace sesenta años. Un mortal altercado que se hunde en la historia, y, que, nadie, parece dispuesto a interrumpir, en serio, hasta que uno de los dos contrincantes desaparezca de la faz de la Tierra. La escalada hacia el norte de Israel, donde un convaleciente Líbano añade elementos estremecedores al volver a pensar en el símil del reguero de pólvora... Las simpatías hacia uno u otro lado se repiten... El misterio es grande en todo lo ancho del drama... pero, el hastío que el mundo siente ante el mismo, es mucho mayor.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris