Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Seamos sinceros

La monarquía seguirá perpetuada por los siglos de los siglos. Antes de que acabe el año tendremos un nuevo rey: Felipe VI
Mario López
martes, 9 de abril de 2013, 08:31 h (CET)
¿Sinceramente alguien piensa que tenemos solución? ¿Hay alguien que realmente crea que otro mundo es posible? ¿De verdad se va a poder evitar que los ciudadanos de este país vivan en las próximas décadas como sus abuelos en la posguerra? ¿Existe realmente una fuerza política capaz de darle la vuelta al calcetín? No. Todas las miserias de este país se han arreglado con cosmética, desde tiempos de Chindasvinto y aún antes.

La monarquía seguirá perpetuada por los siglos de los siglos. Antes de que acabe el año tendremos un nuevo rey: Felipe VI que nos hará olvidar las últimas barrabasadas de la Casa Real.

Saldrán cientos de miles de jóvenes a buscarse la vida por el extranjero, como se decía y practicaba en los años del pan y ajo. Los que se queden, vivirán del cobre y el cartón, se buscarán la vida por rastros, clubes nocturnos y demás asilos de la infamia.

España seguirá siendo un paraíso para la gente bien, para las buenas familias, para el ladrón de cuello blanco, para el artista de pacotilla, para los estómagos agradecidos y para los grandes capos de las mafias internacionales. Jamás habrán vivido mejor como vivirán, jamás habrán contado con un ejército de mayordomos, sirvientes, doncellas y meretrices como el que contarán. Tendrán asegurados sus capitales en bancos alemanes y de Liechtenstein, en paraísos fiscales y SICAV. Habrán terminado de borrar toda sombra de industria, evitando de esa manera la odiosa presencia de obreros y sindicatos. La vida será, para ellos, una fiesta.

Mi recomendación para el soberano pueblo es que intente salirse del sistema en la medida de sus posibilidades y a título personal, que aprenda a conectarse clandestinamente a la red eléctrica, al ADSL, que se haga un maestro del trinque con faltriquera, que mire a ver si aún queda un terreno perdido por el monte donde vivir como Daniel Boone. Que vuelva a la naturaleza y recobre la felicidad de vivir a lo sioux. Y deje de perder el tiempo en manifestaciones estériles. Que deje de soñar y empiece ya a buscarse la vida.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris