Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Aznar no convence

Pascual Mogica
Pascual Mogica
lunes, 17 de julio de 2006, 01:15 h (CET)
Aznar, el empleado de Murdoch, en un curso organizado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) alertó de que "existen grandes señales de alarma, seriamente en nuestra economía " y dirigiéndose al Gobierno socialista le urgió a llevar a cabo acciones tendentes para "tener más oportunidades de empleo para toda la gente". La noticia no aclaraba de que iba el curso pero deduzco, por lo que dijo Aznar, que la cosa debería ser sobre catástrofes, cataclismos, huracanes, tsunamis y otros desastres naturales, sin descartar la erupción volcánica fruto de los ardores que padece la tierra y que al parecer Aznar también sufre de vez en cuando, ello deberá ser como consecuencia de habérsele formado una hernia de Zapatero, no, de hiato no, de Zapatero.

Yo no estoy muy versado en el significado, en la semántica, de las palabras, pero creo que cuando dijo que "nuestra" economía va mal debió sufrir un lapsus y lo que realmente quería decir era "vuestra" economía porque no creo que la de él ande tan mal. Tiene el "sueldazo" por las notas que le pasa a Murdoch, tiene el sueldo de ex presidente y tiene lo de las conferencias que da en la Universidad Georgetown para "ilustrar" y "pulir" el intelecto de sus alumnos. Por cierto con estas tres ocupaciones no creo que cuando se refirió a tener " más oportunidades de empleo para toda la gente" se incluyera él porque para él la "gente" son los demás ¿recuerda usted cuando vio aquella manifestación y dijo aquello de "si, he visto a un grupo de gente que gritaba"?. El está por encima de la gente y de Rajoy, por supuesto.

Pero en fin, él se mete en FAES, por cierto un amigo me dice que eso son las siglas de Falange Española, que él lo ha leído en algún sitio, se mete ahí, repito, y el hombre empieza a descargar sus ardores que al final desembocan en una diarrea verbal, y nos mete a los españoles el susto en el cuerpo. Menos mal que no habla de medicina y salud porque si no al final acabamos todos hipocondríacos perdidos y haciendo cola en la puerta de los hospitales. Aunque hay que reconocer que su poder de convicción no es tan fuerte, la prueba la dio entre el 11 y el 14 de marzo de 2004, tres días en los cuales no logró, por mucho que se esforzó, convencer a nadie. Si en ocho años no lo consiguió, ¿como iba a lograrlo en tres días?

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris