Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El cáncer en la mujer española

Francisco Arias Solís
Redacción
domingo, 16 de julio de 2006, 04:36 h (CET)
“Por las ramas
indecisas
iba una doncella
que era la vida.“


Federico García Lorca

En la actualidad el cáncer en la mujer española es la segunda causa de mortalidad, representa el 18 por ciento de las defunciones y el 33 por ciento de los años perdidos lo son por cáncer.

Según los datos publicados por los distintos Registros de Cáncer existentes en España, las tasas brutas se sitúan en torno a 200 casos nuevos anuales por 100.000 mujeres.

El cáncer de mama, piel y estómago son las tres localizaciones más frecuentes en cuanto a su incidencia y, exceptuando la piel, igualmente son las localizaciones que presentan las tasas más elevadas de mortalidad.

De estos datos se desprende la importancia del cáncer en la población femenina en nuestro país, constituyendo uno de los principales problemas de salud.

Para la mujer, según las estimaciones difundidas sobre el peso relativo de los diferentes factores causales en relación a la mortalidad por cáncer, los factores relacionados con la dieta son el principal cancerígeno y causante del 35 por ciento de las muertes por cáncer. Al alcohol se atribuye el 3 por ciento de la mortalidad por cáncer en el sexo femenino y al tabaco se le considera responsable del 30 por ciento de las mortalidad en ambos sexos. A la exposición a cancerígenos químicos y físicos en el centro de trabajo se atribuye entre un 2 al 8 por ciento de la mortalidad por cáncer en el sexo femenino.

La prevención primaria es la actividad más eficaz en la lucha contra el cáncer y la única forma de reducir la incidencia. Por ello, se considera que los programas destinados a disminuir el consumo de tabaco, especialmente en los jóvenes, deben ser una de las principales prioridades sanitarias en España.

El consumo abundante de alcohol debe ser desestimado sobre todo cuando va acompañado del tabaco, situación en la que la acción cancerígena se potencia. Se debe poner especial atención al problema social y sanitario actual de la alta ingesta de alcohol y tabaco en jóvenes y adolescentes en las ciudades.

Las evidencias existentes, aconsejan promover los hábitos alimentarios propios de la dieta “mediterránea”. Se debe estimular el consumo de frutas frescas, verduras y pescado, el uso de aceites vegetales, y evitar el sobrepeso y una ingesta de alimentos excesivamente salados y grasas saturadas.

Las sustancias químicas y agentes físicos de acción cancerígena deben ser prohibidos y controlados. Se debe por ello extremar la vigilancia sobre el cumplimiento de la legislación actual sobre amianto, benceno, cloruro de vinilo, aminas aromáticas ampliar la misma a otras sustancias cancerígenas, promoviendo un medio ambiente saludable dentro y fuera del lugar de trabajo.

A nivel de prevención secundaria se deben intensificar los esfuerzos para el diagnóstico precoz y la búsqueda de casos de cáncer en la práctica clínica. Se debe dar en este sentido una formación adecuada al médico de atención primaria y reducir las listas de espera entre la aparición de los primeros síntomas, el diagnóstico y el inicio del tratamiento.

Finalmente, la extensión y el nivel de investigación epidemiológica sobre el cáncer en España, a pesar de los avances de los últimos años, es aún muy limitada. No se corresponde con la importancia del cáncer en la sociedad y es claramente insuficiente respecto a las posibilidades de nuestro país en relación a otros países europeos. Y es que, como dijo el poeta: “Cuando de verdad, queremos / lo que de vida soñamos / la verdad , la padecemos, / la vida, la razonamos”.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris