Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Rajoy comete otro error al negociar con la Generalitat

“¡Con que falta de equidad están ordenadas las cosas! ¡Que los que menos bienes posean, tengan que acrecentar los de los más ricos!”, Terencio
Miguel Massanet
martes, 2 de abril de 2013, 07:16 h (CET)
Resulta decepcionante que, en este país, los partidos emergentes, aquellos que todavía no ha podido ejercer tareas de gobierno, los que, como han demostrado UPyD y Ciutatans, presididos por la infatigable Rosa Diez y el señor Alberto Rivera respectivamente, sean los que mejor sepan analizar la situación de nuestro país y los que pongan el dedo en la llaga cuando, el Gobierno de la nación, se empeña en llevar a cabo una política de paños calientes, de continuas y desnortadas cesiones y de diálogos improductivos, que sólo sirven para alentar aún más las ambiciones secesionistas del nacionalismo catalán y marcarle la senda a, un atento y prudente, PNV, que las está viendo venir esperando que, el trabajo sucio del camino hacia la independencia de Euskadi, se lo hagan los políticos catalanes.

En efecto, como acertadamente ha puesto en evidencia la señora Rosa Díez “el chantaje tiene éxito”. Resulta de todo punto inadmisible que, a estas alturas de la película independentista, mientras desde el Gobern se están lanzando consignas para celebrar una consulta por “el derecho a decidir” o cuando se han negado a prescindir de los apoyos a la lengua catalana, al reforzamiento de las llamadas “embajadas” y a las subvenciones para crear nuevos organismos encargados de preparar las infraestructuras políticas, para cuando tenga lugar la ilusoria “independencia de España”; resulta que, el señor Rajoy, accede a reunirse de incógnito con el líder del independentismo, el señor Artur Mas. Una estupidez que, como era de esperar, no ha tardado en salir a la luz pública; con lo que lo único que han demostrado es que, además de menospreciar a la ciudadanía española pretendiendo ocultar algo que se puede interpretar como una negociación encubierta, han sido incapaces de reunirse sin que, a los cinco minutos, el encuentro haya pasado a ser de domino público.

Si hace unos días el señor Montoro – habría que ver cuántas veces más se va a ver obligado a rectificar, algo que, por lo visto, se viene convirtiendo en habitual en él –, otrora gran esgrimidor de la espada flamígera de la amenaza de intervención del Estado en caso de incumplimiento del tope de déficit fijados a las CC.AA, se nos presenta con la piel de cordero y la ramita de olivo en las manos para ofrecerle al señor Mas Colell, Consejero de Economía de la Generalitat (éste que dice que:”cuando está en Madrid es como un escocés que habla con británicos”) la posibilidad de un sistema asimétrico para cumplir con el déficit, que nada parece tener que ver con el que se ha utilizado para acogotar al resto de autonomías a fin de que se atuvieran al que se les fijo (1’5%); una oferta que, además de contradecir sus amenazas para aquellas autonomías que no se atuvieran a lo fijado en la Ley Presupuestaria, pone en cuarentena la misma política de austeridad del Gobierno y establece una clara discriminación entre las distintas autonomías, cuando se admite, a toro pasado, que las que no han cumplido con el déficit previsto van a salir beneficiadas respecto a aquellas que se esforzaron e hicieron lo posible y lo imposible para cumplir con el objetivo que se les había marcado.

Porque, señores, es conveniente que recuerden, por si se les ha olvidado, que en el ejercicio pasado del 2012, Catalunya fue la mayor beneficiaria del llamado Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), llevándose el 40% del montante total, destinado al pago de la deuda y a los acreedores, por un montante de 6.732,28 euros del total del fondo que ascendía a 9.162.38 euros. Si no hubiera recibido esta cantidad todas sus amenazas soberanistas y todas sus críticas contra España y los españoles, hubieran acabado, de un golpe, puesto que hubiera caído en quiebra. A pesar de la ayuda recibida, su actitud ante el resto de España ha seguido siendo amenazante, temeraria, hostil y, evidentemente, desagradecida. Pero hete aquí que, en lugar de exigir a Catalunya que respete las leyes, que cumpla con las sentencias de los tribunales ( entre otras del Supremo y del TC) y que deje de despilfarrar dinero en promocionar sus políticas separatistas, si es que quiere recibir ayuda del Estado español; el señor Rajoy, vayan ustedes a saber quien es que le aconseja, insiste en “dialogar” en avanzar en la “reconciliación” y en separar los dos aspectos que intervienen en esta cuestión: el económico y el reivindicativo del auto poder.

Como es fácil de imaginar, y aquí es cuando adquieren dimensión las denuncias de Rosa Diez y de Albert Rivera, a los catalanes les interesa separar ambos capítulos porque, de este modo, pueden seguir chantajeando al Gobierno que, para retrasar lo que todos vemos inevitable, parece dispuesto a seguir volcando miles de millones en la comunidad catalana aunque sea a costa de reducir sus ayudas al resto de comunidades, en muchos casos más necesitadas de ayuda que Catalunya. No es extraño que el periódico La Vanguardia respire optimismo y que dedique una gran parte de la edición de hoy a destacar el “nuevo ambiente de cordialidad” que parece se deriva de este encuentro secreto entre Rajoy y Mas. Páginas y litros de tinta para celebrar que, el Ejecutivo, ha caído de nuevo en la trampa de la pusilanimidad, la desinformación, la falta de previsión y la bisoñez, cuanto no de la incompetencia y la traición a la nación; pensando, seguramente, que siempre tendrá ocasión de parar la deriva independentista de los catalanes más adelante. El famoso “Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même” francés que tanto daño nos viene haciendo a los españoles.

. Una vez más tenemos que lamentar la falta de información de nuestro Gobierno respecto al ambiente que se respira en Catalunya, que nada tiene que ver con el que existía hace unos años y que, de seguir consintiendo que la propaganda independentista que ERC y CIU están llevando a cabo en toda la autonomía, sin adoptar medidas para evitar que se convierta en un sentimiento general; lo que se puede esperar es que, tarde o temprano, esta región se convierta en ingobernable y entremos en una dinámica parecida a la que convirtió al País Vasco en una comunidad sometida al terrorismo. Hemos venido criticando la política de compadreo con la Generalitat; nos ha parecido absurdo que el PP se rebajara a apoyar a CIU en los presupuestos mientras, por la otra cara, no dejaban de despotricar contra España, quemando efigies de los reyes, destrozando y quemando la bandera española y, todo esto, sin que ni una sola autoridad tomara medida alguna pare evitar semejantes tropelías.

Si existe una manera eficaz de hacer que los catalanes pongan en duda los beneficios de una independencia, es demostrarles que, los que gobiernan, son incapaces de hacerse cargo de una nación debido a que, todas aquellas promesas de gran prosperidad, de entrar en Europa, de valerse por si mismos y de poder asumir las cargas a las que cualquier estado debe enfrentarse (pago de pensiones, sanidad, seguridad social etc.). Poner al actual Gobern en el trance de afrontar la llamada consulta por “el derecho a decidir” sabiendo que, sin medios ni ayudas de España, es algo imposible. Nada se va a conseguir facilitando dinero para que ellos sigan en su absurdo objetivo de separarse de España. El miedo a lo que pudiera pasar adoptando una política de respeto a la Constitución, nada tiene que ver con la evidencia de que, pagando, lo único que se conseguirá será aplazar el enfrentamiento final-.O esta es, señores, mi interpretación de la situación catalana..
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris