Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Cabeza de oro

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 12 de julio de 2006, 21:28 h (CET)
Lo siento por Zidane pero por muy gordo que fuese el insulto de Materazzi, y por mucho que ahora algunos medios intenten justificar la agresión, el cabezazo de la final se merece, o mejor dicho, no se merece ganar el balón de oro. ¿Dónde se ha visto?, ¡qué gran ejemplo para los niños!

Esta recientemente acaba edición del Mundial ha deparado muchas novedades, algunas sorpresas y las mismos regalitos de toda la vida, y el más sonado ha sido conceder Zidane un balón de oro que no se merecía antes de jugar la final y mucho menos después de no acabar la final.

En primer lugar, la France nunca jugó bien, excepto contra Brasil, y x consiguiente el astro de Marsella nunca jugó bien. Si es cierto que dejó detalles de su excelente calidad y en muchos momentos fue el mejor de su equipo, pero podría citar a tres jugadores de la selección francesa que se merecían más el galardón antes que Zidane, como pueden ser Ribery, Vieira o Henry. Y no me pongo a contar los jugadores de Italia que podrían haberse llevado el premio porque estamos aquí hasta mañana. Una cosa es querer rendir un homenaje a uno de los mejores jugadores del mundo y otra cosa es darle medallas por algo que no ha hecho. Creo que no entra en ninguna cabeza que alguien que agrede a otro jugador pueda levantar el trofeo como mejor jugador del Mundial, eso si, ahora la FIFA amenaza con abrirle un expediente, qué miedo debe tener Zidane en estos momentos, pobrecito.

Lo peor de todo es que encima de darle un premio inmerecido, ahora intentan justificar la agresión. Que más dará que insultase a su madre, a su hermana o a su abuela, como si no se insultase en el terreno de juego, todos los que alguna vez hemos jugado a fútbol hemos intentado picar al contrario, se trata de una estrategia para desequilibrar al rival emocionalmente o conseguir su expulsión. Materazzi en este caso lo hizo perfecto, y no voy a entrar a contar las terroríficas entradas que realiza el italiano, simplemente porque él, en este caso, no hizo nada. Zidenide picó y se fue a la calle, como un inocente juvenil al que insultan a su madre. No tiene justificación agresión alguna y no se puede defender lo indefendible, dejemos de decir tonterías y de ser hipócritas, Zidane es muy buen jugador pero de vez en cuando se le va la cabeza y no se merece el balón de oro.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris