Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El espectador   -   Sección:   Opinión

De la coerción y la represión en versión chapuza

Jorge Hernández

miércoles, 12 de julio de 2006, 22:14 h (CET)
Conducir en este país está penalizado. Ya no sólo es que la actividad en sí, que en muchos casos es una necesidad, tenga una gran cantidad de barreras ‘a la entrada’: elevados impuestos de toda índole y condición, seguro y además, un altísimo coste de la licencia. Es que ahora el gobierno está consiguiendo que el conductor asuma una gran culpa por…conducir.

Me hace mucha gracia que nuestro estado socialista nos ponga como ejemplo otros paises en los que también funciona el carné por puntos. Con la sustancial diferencia de que aquí existe un vergonzoso monopolio entregado a las autoescuelas, que por cierto, ya protestaron en su día porque un conductor con el permiso tipo ‘B’ pueda conducir una motocicleta de menos de 125 cc y ahora también protestan porque en Cataluña, los ‘cursos de recuperación’ los va a hacer en exclusiva el RACC. Que listos.

El meollo del asunto sin embargo, es que el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de Automovilistas Europeos que considera ilegal la norma al no poder los sancionados recurrir el castigo, es decir no se trata de una sanción como en el resto de Europa. De esta manera, la legislación deja al español en clara desventaja con respecto al resto de conductores europeos. O sea, aquí los puntos son un requisito para mantener la licencia, de tal manera que los turistas pueden conducir con impunidad por la patria ibérica mientras que el españolito puede perder todos los puntos en Francia, Alemania o Italia. Ya me veo yo a navarros, aragoneses, vascos y catalanes sacándose el carné en Bayona o en Perpiñán y a los charros matriculándose en las autoescuelas de Guarda.

Para más INRI, resulta que la ley podría ser ilegal, porque un reglamento no puede ser retroactivo, de manera que debería suspenderse la aplicación del carné por puntos a los conductores con carné en vigor, al menos hasta que no renueven la licencia.

Lo que ya me ha dejado anonadado es que hay varios ayuntamientos, (curiosamente vascos y catalanes) que ya han dicho que ellos no van a notificar los puntos perdidos de las multas de sus policías locales a la Dirección General de Tráfico, con lo cual es imposible que se resten los puntos porque la gestión del carné la lleva la DGT. ¿Ciudadanos de primera y de segunda?

Así que, en este pais sumiso y aborregado, el gobierno impone una norma coercitiva y represora al pobre ciudadano que se las ve y se las desea para aparcar, que sufre los constantes baches del pavimento, cuando no le ponen badenes para fastidiarle los amortiguadores. Una nueva chapuza socialista al más puro estilo y ya van unas cuantas.

Noticias relacionadas

¿Intenta Israel expulsar a los palestinos de Cisjordania y Gaza?

¿Será Jerusalén la capital única e indivisible del Gran Israel?

Cuando la mentira es la norma

Zoido miente en el Senado

El desconcierto de Maroto

Mi entrega a las causas que considero justas han sido a cuenta de mi tiempo y de mi hacienda, sin esperar canongías

¿Quién cree en el acatamiento constitucional del nacionalismo?

“Este país siempre será nuestro” Ernest Maragall

Tozudas incertidumbres

Nos presentan demasiadas soluciones alternativas sin fundamento; es curioso ver sus procedencias, salud, política...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris