Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Chantaje sindical

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 10 de julio de 2006, 21:52 h (CET)
La familia Martínez ha contratado unas vacaciones en Tenerife para la segunda semana del mes de julio y al hacerlo cometió el imperdonable error de no reparar en que la compañía aérea elegida por el operador para realizar el vuelo es Iberia. Por eso a los Martínez ahora no les llega la camisa al cuello. Porque ya se sabe que en España en Julio hay dos fiestas tradicionales: San Fermín y la huelga de pilotos de Iberia.

Sí, es posible que Iberia les reembolse el dinero pagado por el paquete vacacional más una indemnización por daños y perjuicios que oscila entre un 5 y un 25 por cien del valor de lo contratado pero, de entrada, los días de asueto con la familia se han fastidiado. Deberían los Martínez de enviar a su suegra a casa de un piloto huelguista de Iberia. Por ejemplo al domicilio del jefe del SEPLA. Que sea él quien aguante sus reproches y sus “mira que te lo avisé”.

Si la familia Martínez tiene algo más de suerte, piensan, es posible que sus asientos de avión sean cambiados por otros en otra compañía aérea y tal vez puedan llegar a su destino. Pero el sofocón no se lo quita nadie. "El año que viene si hace falta, volamos en esos avioncitos que he visto en la "tele" que no llevan asientos. Con Iberia nunca más", piensa el cabeza de familia.

Doce mil euros al mes. Es el “indigno” sueldo que viene ganando de media un piloto de Iberia, esa compañía aérea antaño pública y ahora privada pero en la cual sus empleados siguen teniendo mentalidad burocrática. Como pueden observar, los pilotos cobran un sueldo medio como el de cualquier currito, ganado con el sudor de sus huelgas anuales en temporada alta.

Pues los señoritos de los doce mil euros mensuales (dos millones de las antiguas pesetas) este año no iban a romper la tradición. Lo anunció, como cada verano, el SEPLA, sindicato mayoritario de los señoritos (pronúnciese con el acento que imprimía a la palabra la inimitable Gracita Morales) que pilotan. Es el SEPLA ese sindicato de señoritos ricos que juegan al socialismo del todo a cien. 200.000 es el número de ciudadanos que han sido tomados como “rehenes” –en palabras de la empresa- por los sindicalistas.

Como todo el mundo sabe y todo gobierno ha consentido y seguirá consintiendo en este país (en algún indeterminado momento se debió de legitimar la violencia sindical, cuyas víctimas son siempre los ciudadanos), para que una huelga tenga éxito el ciudadano debe ser fastidiado. Cuanto mayor sea el perjuicio causado al ciudadano mayores serán las garantías del éxito del chantajista. Y ¿cabe perjuicio mayor que fastidiar las merecidas vacaciones a los españoles?

Y ¿qué es lo que piden esta vez los pilotos? Pues nada más y nada menos que Iberia les garantice que seguirán cobrando doce mil euros al mes hasta el momento de su jubilación. La empresa ya ha solicitado amparo a la Dirección General de Trabajo, a la cual solicita que declare la huelga como ilegal.

Es lo que tiene el socialismo: durante décadas los señoritos podían organizar este tipo de chantaje sindical. Pagaban todos los españoles. Pero ahora resulta que Iberia es una empresa privada a la cual le piden garantizar una cantidad de dinero que supone, nada menos, que tres veces el valor de la empresa en bolsa. O sea, un imposible. ¿Y qué sucede si el empresario no paga el impuesto revolucionario exigido por los caraduras? Pues que no habrá vuelos -cientos de ellos ya han sido cancelados-. "Que se fastidie la empresa y se fastidien los ciudadanos", deben de pensar los genios del SEPLA.

Pero esto supone pérdidas millonarias para la empresa que paga sus millonarios sueldos. Y eso sin contar lo que la empresa deja de ganar debido a las miles de familias que cuando vamos a la agencia de viajes a contratar cualquier vuelo en verano añadimos la sabia coletilla de “pero que el avión no sea de Iberia, que esos estarán en huelga”. Es decir, los burócratas del aire se están cavando su propia fosa laboral, porque de seguir así la cosa la empresa acabará en unos años en la quiebra y los chantajistas en donde deberían estar desde hace años: en la cola del INEM.

Si en Iberia hubiera redaños es exactamente eso lo que tendría que hacer la empresa: poner a todos estos caraduras de los doce mil euros mensuales de patitas en la calle. No saben cuánto se lo íbamos a agradecer los ciudadanos. Que ya estamos hartos de tener que aguantar todos los veranos a los mismos chantajistas.

Noticias relacionadas

¿Hijos del pasado o padres del futuro?

“Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás” John Kenneth Galbraith. Economista estadounidense

Personalismo

Poner el énfasis en la persona es lo característico del personalismo

¿Reaccionan los españoles obviando el tema catalán?

“La realidad es una esclava cuya obligación es obedecer” G. D’Annunzio

Criticismo liberador

La crítica saludable es el resultado de contrastar la realidad con la luz que irradia la Biblia

¿Es seguro que la tecnología esté al alcance de los niños?

Actualmente los riesgos se aceptan rápidamente con gusto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris