Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Algo más que palabras   -   Sección:   Opinión

La mirada del Papa

Víctor Corcoba
Víctor Corcoba
lunes, 10 de julio de 2006, 01:08 h (CET)
Me quedo con su mirada de ángel. En los ojos del Papa todo es amor, y por ende, todo es dulzura y compasión. Su vista abraza, enciende los corazones, mientras sus labios acarician palabras que son pasamanos de Dios, por donde brota y rebrota la paz. El pueblo se lanza a reencontrarse con su voz, que es la del Creador, para encontrarse con la luz y hallarse consigo mismo. No esconde su deseo, lo lanza a los cuatro vientos, lo refrenda y rubrica, lo expone y propone, la familia fundada en el matrimonio es algo serio, nada menos que una institución insustituible según los planes de Dios, lo que exige que deba vivirse con sentido de responsabilidad y alegría.

Veo en la mirada del Papa, un alivio para los campos donde las estrellas se han quedado ciegas. La fragilidad de la familia preocupa a los cristianos de todas las confesiones y a los humanos de todas las latitudes. El amor no se compra en un supermercado como un objeto más, tampoco se gana con trenzarse cuerpo a cuerpo, pasa por donarse y descubrir la belleza que se respira por el alma. Que el amor crece a través del amor es un hecho tan real como las mechas del cielo cuando se ponen a derramar lágrimas. Sólo hay que cultivarlo como se cultivan las flores del campo que dejan sus pensamientos en el aire para emocionarnos.

Nos hace falta revisarnos por dentro y en familia, negarnos a ser productos de compra y venta, de desecho, como actualmente lo es jurídicamente el matrimonio en los muros de la patria mía, donde se alienta que el padre y la madre se confundan en su misión y los esposos ni se miren a los ojos. Todo lo contrario a lo que se percibe en la mirada del Papa, que nos acerca a sus brazos y rompe las distancias. No hay exclusiones en sus gestos, ni en sus palabras. Hay un corazón que habla para todos, para esas familias cristianas y también para los privados de ella. El abecedario tiene todos los dones, los de la sabiduría y los de la universalidad. Desde su penetrante mirada, se percibe una Iglesia de puertas abiertas, especialmente para cuantos están desorientados y sin aliento. Yo así lo he leído al poner los ojos en el Papa.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris