Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

La Dama de Ilici

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 9 de julio de 2006, 03:24 h (CET)
Desde hace años, junto al cauce del río Vinalopó y al Parque de Elche vimos cómo las obras se sucedían sin entender por qué se prolongaban exageradamente. El Alcázar de la Señoría o Palacio de Altamira remozado a fondo nos ha devuelto la respuesta, se estaba preparando para albergar a la Dama, a la auténtica Dama que pulula orgullosa y repetida por toda la ciudad, en los jardines, en las plazas, en los carteles... Ha llegado la Dama a Ilici, mira por dónde es gratis verla, y para evitar colas y horas de espera se puede visitar de la mañana a la noche ininterrumpidamente en el MAHE, en esa maravilla de Museo Arqueológico y de Historia de Elche. Como buena Dama homenajeada, se ubica en la Torre del Homenaje con estrictas medidas de seguridad, humedad, temperatura y luminosidad. Para eso ella es la Dama, con esas condiciones llegó desde el Museo Arqueológico Nacional en calidad de préstamo y así seguirá inmutable durante 6 meses en el mejor estado.

Han grabado a su descubridor explicando el hallazgo, pero ya de mayor, en una recreación visual que nos devuelve al pasado. De niño acostumbraba a salir a trabajar en cuadrillas de obreros, él era el encargado de llevar el botijo al resto de los trabajadores por ser menor, pero lo que realmente le gustaba era excavar a su aire, y en una de esas excavaciones solitarias a la Dama descubrió, los franceses al enterarse del hallazgo no tardaron en llegar para estudiarla y llevársela pero volvió de nuevo, pasando por varias manos, hasta que un día pudo formar parte de ese patrimonio nacional pero eso sí, saliendo de su tierra. Ahora, llega satisfecha a sus orígenes y orgullosos y recelosos se sienten los ilicitanos al visitarla.

Es mediodía y el sol aprieta. La cola se duplica como una serpiente inquieta que busca la sombra próxima de los muros del Palacio. El MAHE nos ha ofrecido una panorámica bastante completa de la historia de la ciudad en sus 2.500 años de existencia. Pese a ser una fortaleza, es un auténtico Museo del siglo XXI, y así se sirve de una gran tecnología: Medios audiovisuales, maquetas, modernas vitrinas y pantallas interactivas en sus distintos sótanos y plantas. El edificio se divide en dos partes, el Área de la Muralla y la del Alcázar. En la primera, se muestra la vida de los hombres prehistóricos y visigodos; en la segunda, se estudia la ciudad musulmana y la contemporánea. Está claro que el Mahe no es sólo la Dama, pero a ella la buscábamos y hasta ella llegamos. Tras una hora de bordearla, entramos en el túnel inclinado de aire acondicionado, se agradece el fresquito en este verano infame, pero no nos engañemos la buena temperatura no es para los ilustres visitantes y turistas agobiados, es para ella. Para la Dama serán esos 18 ó 22 grados aunque el turista sudoroso salga beneficiado, para la Dama ese 40 ó 55% de humedad relativa, para La Dama ese vigilante cercano que nos avisa que no debemos hacer fotos con flash, imposible que a la Dama le dé la luz solar o artificial directa, ella podrá ser vista sólo por un momento y en grupos de 12 personas, que el calor aprieta y hay muchos para verla.

Como todo lo importante, es sencilla y, a la vez, impone. Si antes fue policromada ahora sólo es piedra, pero se adivinan los rojos y dorados de las rosetas que a folklóricas falleras recuerdan. Su mirada es profunda y sombría y eso que le faltan las piedras, las joyas que le hubieran dado su identidad más femenina. ¿Diosa? ¿Dama importante? ¿Sacerdotisa? Una foto y un número memorizo para constatar que ella es la auténtica, el AM-859 de la parte trasera del busto. Allí se queda cerca de sus 200.000 palmeras, y muy cerca de donde se representará en agosto el Misteri, dos legados del Patrimonio de la Humanidad con ella, la Dama ibera, tres tesoros unidos en un mismo lugar. Y sólo hasta noviembre.

Noticias relacionadas

García Bacca

Juan David García Bacca fue un filósofo, lógico, ensayista y traductor

¿Existe una contabilidad divina y exacta?

Como ninguna energía se pierde, después de la muerte del cuerpo físico la energía tiene que integrarse en alguna parte

Crueldad o justicia

¿Se acepta una justicia injusta?

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris