Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tiempos modernos   -   Sección:   Opinión

Manifiesto antitelebasura

Mar Berenguer
Redacción
miércoles, 5 de julio de 2006, 02:11 h (CET)
Desde mi condición de sufrida televidente y ante esta ola de estupidez que nos invade a base de realities, culebrones, telefilmes, sobredosis de fútbol y programas con cuatro sillas para contar vidas no tan insólitas; me declaro en huelga de tele (basura) indefinida.

Porque cuando no es la casa, es la selva, o la cocina... ¿Lo siguiente? El baño, la endoscopia o el panteón familiar; y, en el caso de una discreta minoría, las notas, si es que han ido al colegio. De momento, la siguiente perla televisiva, pagada con dinero público, para más INRI, presos cantando; porque en este país, donde la fama con motivo de nada está cerca de convertirse en un derecho fundamental, la delincuencia, también se premia con ratitos de gloria.

Porque no sólo hablo en nombre propio si digo que estamos hartos del octavo funeral de Rocío Jurado, las maniobras de la Campanario, la firme y reiterada Declaración de Intenciones de su antecesora al trono de Ubrique y de las desventuras de otros iconos del suburbio cañí. De viejas glorias venidas a menos que se niegan a desaparecer del panorama mediático, vendiendo dichas y desdichas, verdades, y más bien, mentiras. De las bodas que son y las que otros se empeñan que sean. De divorcios causados por infidelidades o, simplemente, fruto de la pura desidia. A veces, hay reconciliaciones que son como una digestión pesada. Y noticias provocadas; ahora es más importante lo presuntamente descortés que es un famoso con quienes llevan tres meses siendo su sombra, que lo que hace. Más ordinariez gratuita: es de suponer que la princesa de Asturias, lleva la ropa interior acorde con su condición femenina y es infantil, innecesario y de mal gusto, darle cancha a una indiscreta ráfaga de viento que obligó a la ex periodista a emular a Marylin con estrepitoso fracaso. También nos sobran las horas, horas y horas, de oír pormenorizadamente los montajes de cuatro petardas con famosetes reciclados; o la novia de alguien y la amiga de él, enzarzándose en una pelea de gatas; o una amplia gama de ex que se ganan la vida urdiendo una y otra vez el mismo soliloquio entre contertulios iluminados y ante un auditorio arrabalero, aburrido, enganchado a su ya habitual dosis de vulgaridad. O quien quiso ser y al final no fue y, de repente, renace de las cenizas cual ave fénix, para volver a su tour de escenarios harto conocidos, contando el ocaso de un dudoso ídolo y regocijándose en el dolor del olvido, mientras exclama, en medio de un océano de lágrimas, con colágeno en los labios, Prozac en el bolso y, sobre todo, con mucha jeta, esa grandilocuencia que debería figurar en el María Moliner de las frases hechas; “¡Soy un juguete roto!”.

Por todo lo anteriormente expuesto, por la educación, el respeto, el dialogo, por evitar la difusión de la subcultura de la ignorancia, por el regreso de artistas de verdad en su justa dosis, por dejar de agredir al sentido común superviviente y porque alguien dijo que el tiempo es oro y la vida, como lo bueno; breve, personalmente, digo NO a la “caja sucia”.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris