Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Crisis anunciada en el PSOE

Raúl Tristán

miércoles, 5 de julio de 2006, 02:11 h (CET)
Vaticino cual Pitonisa días aciagos para el PSOE de Rodríguez Zapatero, el Presidente. Funestas jornadas, trágicas noches de llantos plenas, días de negro satén con rechinar imparable de dientes. Auguro crisis, adivino un periodo de oscuridad, una época cargada de malos presagios…

El tiempo toca a su fin. Cronos no perdona, Saturno devora sin piedad a aquellos que osan rebelarse contra sus designios. Y el tiempo corre, corre en contra de nuestro antihéroe, porque los traidores no son sino eso, lo más opuesto a los héroes.

Y es que aquel que traiciona, que vende sin recato alguno a los de su sangre, que los apuñala por la espalda sin piedad, que se sirve de ellos y taimadamente cual zorra, cual raposa escurridiza, los devora, o como Mantis religiosa les separa la cabeza del tronco tras la cópula, no puede contar con que la guadaña del tiempo pase de largo por su lado.

Zapatero venció sobre sus contrincantes en un congreso del PSOE que lo aupó como mal necesario, como último recurso, como el mal menor que había de soportar el partido ante las desatadas luchas intestinas que lo estaban descomponiendo. Cabezas pensantes cayeron, hubieron de arrodillarse barones y rendir pleitesía al nuevo monarca de la rosa.

Mas una vez con el cetro de espinas y pétalos en sus manos, éste reyezuelo por accidente pronto comenzó a dar señales de aviso a los aristócratas del proletariado. Toques de atención que crecieron y se transmutaron en guillotinazos en toda regla tras el asalto y toma del Castillo de la Moncloa por otro accidente, por otra rara confabulación del destino. Baraka de uno, tragedia de otros.

Calla Ibarra en su feudo extremeño, pues cada vez que habla sus barbas siente crepitar en la hoguera inquisitorial de Zapatero, y recuerda que otros antes que él perdieron sus prebendas y privilegios, sus señoríos y realengos. Bono, engañado, acudió a la llamada del Bambi de acero, y salió trasquilado cual cordero, sin La Mancha ni el Ministerio. La Díez, que por las Europas ronda, pronto habrá de buscar otro empleo. Miren ustedes a Nicolás Redondo Terreros. O al gallego Vázquez jugando a los monaguillos, lejos de las gambas, percebes y santiños…

Observen ustedes por el contrario, la carrera de los Blancos y Montillas, fieles voz de su amo, en todas sus correrías, andanzas y tropelías. Para beber Zapatero, prefiere el blanco o el amontillado, duda no me cabe, que lo ha dejado claro.

Pero ya voy llegando. Que lo de ahora es más caro, en lo político y lo moral, que con el terrorismo no se juega. Que España se la juega, y el PSOE no escapará de la quema.

Todos queremos que, sin pagar precio alguno, la violencia cese y desaparezca de este desangrado país, pero sabemos que no es fácil, que no será gratis. Lo que Zapatero parece desconocer, y esta será la puntilla que remate al PSOE, que haga que las disidentes voces internas, ahora temerosas y mudas, se eleven por encima de las palabras vacías, de las soserías simplonas, de los falsos consensos, de la impía tontuna, de los soniquetes de tolerancia y diálogo que suenan a charla de besugos.

Si Zapatero triunfa en su empeño, el PP puede darse por defenestrado por bastante tiempo, pero si no se logra la ansiada paz, que es lo más probable, tendremos una España llorando de amargura, y un PSOE rasgándose las vestiduras, condenando al ostracismo a “la gran figura”, sabiéndose perdedor de elecciones de aquí a la sepultura. De aquí a poco, el decapitador mayor del reino será decapitado por el reino en pleno… Entonces otro tomará el relevo del cetro, un cetro para un rey sin reino. Por mucho tiempo.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris