Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Y Ud. ¿en qué mitad está?

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 5 de julio de 2006, 02:11 h (CET)
Los resultados de las elecciones presidenciales en México, sin sorpresas ni incidentes de relieve, arrojan casi un empate técnico entre los dos principales candidatos. De este modo, se repite una situación salida de las urnas, que es muy frecuente en las modernas democracias. Si se tiene en cuenta esta curiosa condición de la naturaleza humana, en conciencia colectiva, y a juicio de lo que se divisa con el catalejo que observa desde esta columna, para contarlo a sus insospechados lectores, el hecho de que un candidato arrastre a la mitad del censo electoral, y otro, a la mitad restante no es “exclusivo” de España.

De este modo, el mito-creencia de las “dos Españas”, queda atrás, y, por lo contrario se ve, que eso, también pasa en las “mejores casas”. No es preciso rebuscar por los archivos electrónicos, ni recurrir a las hemerotecas; es normal y corriente que los países se dividan en dos mitades casi parejas, a la hora de elegir mandatario. Seguro que los sociólogos conocen este fenómeno de masas, y nadie habla de las dos Alemania´s, o las dos Inglaterra´s, o de los dos Estados Unidos, donde hasta los jueces del Supremo hubieron de dirimir acerca de los votos decisorios de Florida en las elecciones que trajeron a Bush Jr. Los resultados electorales, en libertad democrática, son cabezones, y, no obedecen a las leyes del azar, si no, que, tienden a establecer el equilibrio de fuerzas. Esto, bien visto, asegura la salud política del país; hoy gobierna una mitad, y mañana la otra, y como siempre, los indecisos, o muy analistas, deciden “a la definitiva” hacia qué lado se inclinará el fiel de la balanza. Dicho sea de paso, y para que ningún memorión se adelante, el Estatuto catalán ha sido excepción, y, como es sabido, los ciudadanos partidarios de él, fueron una notable mayoría... de, entre, los que fueron a votar, que no llegaron ni al 50% del censo. Hilando fino, se ve que a una mitad se tomó la molestia de depositar su papeleta, y la otra mitad, se quedó en casa, o se fue a la playa. En esto, si fueron tan “normales” como todo el mundo...

O sea, que, la tan traída y llevada globalización, se compone de conjuntos que, a su vez, son mitades. Y, con esto, ya se deja el tema, porque empieza a recordar la Tesis doctoral de aquel Catedrático de Exactas que lucía en un marco de su despacho con este título: “Las curvas alabeadas de residual finito” (¿). Seguro que la psicología de masas sabe de esto, y no se diga de los sociólogos. El caso es que en Méjico, el resultado del domingo, no se sabrá hasta el miércoles. De momento, Calderón, y López “hablador”, se han proclamado vencedores... de su mitad.

Tal vez la consecuencia más sesuda que puede extraerse de resultados tan equilibrados, es la responsabilidad y el autoritario papel que ha de jugar, en cualquier comicio, la Junta Electoral Central, que, en el caso mencionado, es la que con toda prudencia y potestad ha decidido esperar al miércoles. Es una buena lección para los españoles, que en las últimas elecciones generales, la correspondiente Junta, hizo caso omiso del trauma de un país que tres días antes había sufrido el más salvaje atentado terrorista de su historia, roto el día de reflexión por asaltos a sede de partidos, o declaraciones de gobernantes y oposición opinando sobre la autoría del suceso. Así, parece, que se nace de un padre y una madre, pero las elecciones sitúan al individuo, casi siempre, o, inexorablemente, en una de las mitades. Y, ¿usted, en qué mitad está?... pero, esto, pertenece al secreto del voto; y, es de mala educación interesarse en ello.

Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris