Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Papa sin etiquetas

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 4 de julio de 2006, 01:23 h (CET)
Ante la próxima llegada y encuentro del Papa Benedicto XVI con las familias en Valencia, y tras los 14 largos meses de su pontificado, todavía hay medios y personas, católicas y no, para quienes este Papa sigue siendo una incógnita a resolver.

Andan desconcertados, inquiriendo a través de sus discursos, escritos y comparecencias públicas, la etiqueta que mejor le cuadra para clasificarlo, como hacen los entomólogos con sus colecciones de insectos.

No acaban de definirlo como un papa conservador o progresista; mediático o más bien místico; apegado a la Tradición o innovador; imitador de Juan Pablo II, guardián de la ortodoxia, viajero inquieto o intelectual profundo. Me atrevo a decir que de todo tiene un poco, sin ser por ello de fácil clasificación.

Me han parecido, al respecto, de lo más exacto, las líneas que a modo de semblanza, le ha dedicado el ABC (2/ 07 ). “Estamos ante un Papa seguro de sus principios, implacable contra el relativismo que caracteriza a la sociedad posmoderna, pero comprensivo hacia la fragilidad de la condición humana”. Coincide este juicio con el que hacía un prelado de la Curia, buen conocedor del estilo de Ratzinger que decía:” El Papa no viene a hablar contra nadie, sino a hablar de la familia”. Bienvenido sea.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris