Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Solución del 'suspense' mexicano...

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 4 de julio de 2006, 01:23 h (CET)
Cuando esta columna se cuelgue en la Red y comience su impredecible andadura, México ya se habrá pronunciado, y, es de esperar, si todo transcurre con normalidad, que un nuevo nombre surja del cómputo total de votos para sustituir a Vicente Fox y conducir al país durante el próximo sexenio. La incógnita existente en el momento de escribirla, se habrá despejado. Con pequeñas diferencias –según las encuestas-, Calderón o López Obrador –López “hablador”, recuerden, de anterior columna-, pueden haberse hecho con el voto indeciso de última hora que será el decisivo, a menos, que, el dinosaurio del PRI que ha gobernado México durante setenta años, haya dado un inesperado coletazo, y le dé a su candidato –el tercero en discordia-, la ventaja necesaria. Pero, lo dicho... las urnas hablarán, y aclararán hacia dónde quiere ir la mayoría del pueblo que habita el territorio que Hernán Cortés descubrió y conquistó, y, con ello, lo incorporó con señaladas consecuencias a la llamada cultura de Occidente.

El día de votar allí, se presta a reflexiones aquí. Un país con dramática historia, todavía vacila en sus pasos en democracia. Conquistado primero, y civilizado después por medio de un Virreinato, nunca fue una colonia española. La guerra de Independencia arrojó a la Administración de los Borbones al océano Atlántico, por donde llegó... Si bien, quedaron una lengua y unas costumbres, y una nueva raza, mezcla de lo que de celtíberos y romanos, godos y árabes, llevaban en la sangre los españoles, y de los numerosos pueblos indígenas que existían a su llegada. Esa raza tan estudiada en toda clase de ensayos, ha cuajado en lo que ahora es un país con más de cien millones de habitantes, más un pico numeroso de millones, también, que forman parte de la población de origen latino de los EE.UU.

A la Independencia alcanzada por los Insurgentes, sucedieron diversos tanteos de institucionalización durante el siglo XIX; algunos trágicos y lamentables, como el Gobierno del General López de Santa Anna, que entregó más de la mitad del legado territorio virreinal al “vecino del Norte” tras la novelesca batalla de “El Álamo”. Otros, como el fugaz Imperio de Maximiliano de Habsburgo, contribuyeron al río de sangre del pueblo mexicano, de la nueva raza guadalupana, hasta que establecidas las Leyes de Reforma de Juárez, iniciando el siglo XX, estalló la legendaria Revolución que deparó un estado social, laico y democrático, en apariencia, y consiguiendo algo, que, sólo se alcanza en aquellas tierras de “lo imposible”: un Partido para “Institucionalizar una Revolución”. Así es, como, se estableció el PRI en el Gobierno sin solución de continuidad hasta hace seis años, en que el Partido de Acción Nacional le arrebató el poder en las urnas. Y, con ello, históricamente, se produjo el primer cambio democrático, del todo.

En estas elecciones, México dará otro pasito en su caminar, y a la incógnita de quien ganará, ha de sumarse, de hacia dónde será. Aquí es donde reside el “suspense” creado entorno al resultado: si seguirá el camino torcido –chueco, dicen allí-, hacia la izquierda de López “hablador” (dentro de lo torcido que puede estar el gobierno de un país que, según un dicho popularizado, se encuentra “tan lejos de Dios... y, ¡tan cerca de los Estados Unidos!”. O bien, el actual partido gobernante revalidará el caducado sexenio de Fox, con Calderón en la Presidencia, para realizar cuanto ha quedado pendiente. Cualquier otro sentido de ese paso, sería una sorpresa como desenlace del “suspense”.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris