Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

El principio del fin

Jabier López de Armentia
Opinión
martes, 4 de julio de 2006, 01:23 h (CET)
¿Qué es el principio del fin? Un camino que acaba con años de tradición, con años de sometimiento a la imposición de un futuro colectivo por parte de un viejo militar fascista. Hablamos de la Monarquía española, esa familia elegida a dedo por el Caudillo, una familia que vive asentada en la riqueza y sobre la sugestión mediática que ejercen sobre el pueblo llano.

¿Cree usted que la monarquía asegura la sucesión del poder político? ¿Es una institución de origen divino o algo superado desde hace tiempo? ¿Garantiza el orden y la estabilidad? ¿Está enraizada en la tradición y la historia española? Estas preguntas han sido comunes en numerosas encuestas sobre el futuro de la monarquía y poco a poco el resultado se va tornando desagradable y preocupante para la “familia afortunada”.

Soñar es libre y brillante ejercicio de libertad es el hecho de soñar. Últimamente la situación política y social española invita a soñar. Nos invita a soñar con una paz que acabará con el terrorismo y con el miedo que sufren muchas personas a expresarse libremente, pero también, con el principio del fin de la monarquía.

En estos días marcados por el calor incesante que azota nuestras tierras, el pueblo sueña con un principio republicano que despierte la conciencia de sus habitantes, un principio que someta a referéndum a la monarquía, siempre que hablemos de sucesión. Así pues la sucesión de Juan Carlos I debería ser respaldada por el apoyo de la ciudadanía.

Y es que desde el matrimonio del Príncipe de Asturias con Letizia Ortiz, no sólo ha empeorado la estabilidad de la monarquía, sino que ya no goza de un apoyo especial entre la población. Hace unos años era impensable hablar de una república o simplemente cuestionar la monarquía en España; ahora, la situación ha cambiado bastante. Por un lado existen los reductos indestructibles de los republicanos que jamás han aceptado positivamente la instauración de la monarquía, aunque de transición se tratase. Por otro lado, siendo estos novedosos, existen una serie de ciudadanos, católicos apostólicos, asentados en la derecha cómoda y con fuertes convicciones políticas y tradiciones arraigadas que no ven con buenos ojos que el Príncipe de Asturias se haya casado con la “chica del pueblo”, una chica divorciada y con dudosos principios religiosos.

A estos dos factores debemos añadir la presencia en el gobierno de un partido que no comulga a la perfección con la monarquía –el Partido Socialista–, tal y como hacía el Partido Popular. Todo esto sin olvidar que el tiempo corre en contra de la monarquía, ya que la sucesión debe ser en unos pocos años y el mismo Rey teme lo peor.

Desde mi punto de vista, creo que la monarquía debería dejar de recibir tantas cantidades de dinero. Ruego que trabajen cada uno de ellos para tener un pan que llevarse a la boca y que no vivan "del cuento", riéndose de todos los contribuyentes. ¡Estoy harto de ver como niños en España mal viven, sin padres y sin nadie que les quiera, mientras la monarquía recibe mas de 1.500 millones de pesetas al año! Mi corazón republicano no me deja aguantar más estas palabras. ¡Viva la república!

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris