Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Si te casas te echan

Álvaro Cortés Herreros
Redacción
domingo, 2 de julio de 2006, 23:29 h (CET)
Ya tenemos otro regalo de bodas, mi novia a la calle. Y lo malo es que no se puede devolver, ni siquiera tiene ticket para cambiarlo por otro. Le pongo en antecedentes, mi pareja que es enfermera, a primeros de año firmó un contrato con un hospital público de la Comunidad de Madrid, renovable cada tres meses con un tiempo máximo de duración de tres años. En el mes de Abril renovó sin ningún problema, es más, estaban muy contentos con su trabajo. Pero a finales de Mayo cometió un gravísimo error, le dijo a su jefa: " En Agosto me caso". Pobre inocente mi novia... aún no sabe que los jóvenes de este país no pueden casarse, no pueden tener casa, no pueden tener familia y por supuesto no pueden tener estabilidad laboral.

Consecuentemente hoy hemos recibido el regalo de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid: A LA CALLE. El hospital le ha comunicado que tiene cubiertas las necesidades de personal, pero... cómo es esto posible si la bolsa laboral de enfermería de la Comunidad de Madrid tiene agotados sus recursos y hasta el propio hospital tiene agotada la suya. Por favor las cosas claras no nos traten como tontos.

Y yo me pregunto: ¿Don Manuel Lamela, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, lo echarían a la calle cuando se casó? Quizás estoy apuntando demasiado alto, es una persona muy ocupada que no puede atender los asuntos laborales de todo el personal sanitario de la Comunidad... ¿Y la Directora de enfermería del hospital?¿Y la enfermera responsable de planta?¿Y el personal Directivo del hospital? también están casados ¿Los echarían en su momento?

Pero bueno, como es de bien nacidos el ser agradecidos, le damos las gracias por su regalo al Señor Lamela y demás responsables, aunque hubiesemos preferido una cristalería. Por cierto cuando mi futura mujer esté esperando un hijo, conociendo lo espléndidos que son, no diremos nada, no sea que me vea yo también en la calle.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris