Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Montserrat y Teresa: Pequeñas locutoras

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 2 de julio de 2006, 03:51 h (CET)
¿Recuerdan la imagen de una Doña Letizia niña locutando en la radio asturiana por influencia periodística de su abuela y de su padre? Desde muy jovencita, se sentaba en las rodillas de su abuela Menchu y así comenzó a mamar y a sentir lo radiofónico, con sólo 11 años ya era la redactora jefe del programa “El columpio”, que ideara su padre, José Luis Ortiz, fundador de Antena 3 Radio, para las mañanas de los sábados y desde el mismo invitaba a sus amigos y compañeros de clase al estudio de grabación para que se “columpiaran” con ella acompañándola. Parece que aquellos años fueron premonitorios de su primera profesión y de quien después se convertiría en la Princesa periodista.

Teresa Borondo y Montserrat García son niñas locutoras, puede que de mayores también quieran ser periodistas, ninguna de ellas ha tenido una abuela locutora ni un padre dedicado a los medios de comunicación, al menos que sepamos, pero acaban de realizar un sueño radiofónico para sus 10 y 11 años, edad de inicio de su programa “Nuevos libros de la Biblioteca”, programa que por estas fechas acaba de cumplir un año de emisión en la Emisora de Radio Local “Onda Almagro”.

Si Doña Letizia de pequeña era extrovertida, comunicativa e inteligente, estas dos niñas no lo son menos, y cada tarde de los miércoles a eso de las cinco y media ya están en antena. Su programa es todo un reclamo sobre animación a la lectura infantil. Ambas son lectoras, editoras y locutoras, ambas graban el programa al unísono y entrevistan a sus invitados, en ocasiones a autores de textos infantiles con quienes ellas mismas se encargan de concertar la cita como verdaderas profesionales de las relaciones públicas y de los medios. Otras veces los invitados se hacen presentes por medio de una carta como la de Teresa, bibliotecaria de la cercana Biblioteca Municipal y, otras, son los mismos niños y niñas escuchantes de su misma edad los que se sientan con ellas y se acoplan los cascos para responder a las preguntas de las pequeñas locutoras o para participar en sus interesantes concursos de lectura.

Desde la cabina de sonido sonríe Álvaro Ramos, el joven técnico que supervisa el trabajo, mientras ellas levantan su manita para abrir y cerrar micrófonos, dar paso al comentario de sus invitados o a la música que ellas mismas eligen para sus programas, pues hay que decir que son muy literarios y musicales. Sus padres viven con orgullo y emoción esta faceta comunicativa de sus hijas que, siendo tan pequeñas, se han responsabilizado durante todo un año de un programa semanal muy interesante.

Parafraseando a otros programas de la radio, hoy no es un día cualquiera, pues la pasada edición, no era para ellas su habitual programa de radio de 30 minutos de duración ya que se ha duplicado al alcanzar su primer cumpleaños, un buen regalo regalar tiempo en las ondas, aunque también se les ha duplicado el trabajo y tendrán menos tiempo.

Montserrat y Teresa, Teresa y Montserrat, que tanto monta, monta tanto, comparten junto a sus estudios esta afición y han comprobado cómo los niños acuden con gusto a la biblioteca a buscar los libros que ellas recomiendan. Da gusto verlas y oírlas dispuestas con los auriculares y con las escaletas de su propia letra a modo de guión. Vamos, a lo mejor, como el tiempo radiofónico y televisivo pasan tan deprisa, cualquier día nos las encontramos en un telediario.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris