Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Alan y Michelle

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 30 de junio de 2006, 01:30 h (CET)
El 2006 es el primer año en que Lima y Santiago tendrán simultáneamente presidentes de la Internacional Socialista. Sus secciones, el Partido Aprista Peruano y el Partido Socialista de Chile se fundaron a inicios de los años 1930 y tienen una similar bandera roja con un círculo dorado que encierra a un mapa continental. Ambos tienen una raíz marxista e inicialmente mantuvieron similares orientaciones, aunque durante la guerra fría el APRA se tornó anti-comunista y se alió con Prado y Odría, mientras el PSCH mantuvo un bloque permanente con los comunistas.

En 1970-73 Allende fue el primer presidente socialista chileno, quien ejecutó nacionalizaciones y acabó derrocado por Pinochet. Desde 1983 el PSCH va ‘moderándose’ y coaligándose con los socialcristianos, con quienes co-gobernarán desde 1990 hasta hoy.

En cambio,el APRA nunca se ha aliado al PPC y en su primer gobierno (1985-90) chocó con éste al nacionalizar la banca. A diferencia de Allende, Alan fue confrontado por la izquierda y no fue depuesto.

Tanto el APRA como el PSCH mantienen en común el que sus gobiernos fueron remplazados por una derecha dura que se apoyó en las FFAA para privatizar a la economía. Ambos hoy aceptan mantener el monetarismo económico heredado de Pinochet y Fujimori, pero haciendo reformas sociales y eludiendo anteriores poses populistas.

Mientras Bachellet tiene una mayoría parlamentaria y una longeva y estable fuerte coalición, García es minoría en el congreso y en las regiones. Si en Chile la oposición es mayoritariamente derechista, en Perú esta es nacionalista y podría obligar a Alan a tomar posiciones izquierdizantes. Michelle y Alan buscarán desarrollar sus economías haciendo un TLC y en política externa buscarán ligarse a Lula para cercar al radicalismo boliviano y ‘bolivariano’.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris