Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La revancha histórica

Pepe López
Redacción
miércoles, 28 de junio de 2006, 00:37 h (CET)
Franco ganó la guerra. Esto no hay quien lo mueva. A pesar de la ley de revancha histórica que los parlamentarios socialistas y sus adláteres han aprobado y a pesar de que hayan proclamado pomposamente a este año como “el Año de la Memoria Histórica”, con el propósito de honrar a las víctimas del franquismo, la Historia es como es y no admite vuelta atrás.

Por este camino, emprendido por el Gobierno socialista, no habrá una reconciliación, sino puro y duro revanchismo.

Es inútil que nos inunden con libros, programas en radio y televisión, documentales, videos y exhumaciones de restos para relatarnos la Historia que no fue y los crímenes del franquismo.

Nadie ignora –y son absolutamente reprobables y condenables- los asesinatos que se cometieron en la zona nacional. Pero nunca tantos ni tan crueles como hicieron aquellos bárbaros anarquistas, socialistas y comunistas.

En ese informe que el Gobierno piensa hacer sobre las víctimas de la guerra civil y del franquismo, sería conveniente, para evitar todo sectarismo, que se recordara a los 22 vecinos del pueblo sevillano de El Arahal, quemados vivos en la cárcel; a los 30 pasionistas de Daimiel; a los 15 Hermanos de San Juan de Dios, a quienes arrancaron de los niños a quienes cuidaban para ametrallarlos en Calafell; a los 47 vecinos de Úbeda; a los centenares de asesinados en el Valle de los Pedroches (Córdoba), muchos de ellos arrojados a las minas; los 43 escolapios de Barbastro; al Obispo de Barbastro, a quien cortaron los testículos y así mutilado le llevaron al cementerio donde le arrancaron dos dientes de oro estando aún vivo; a los dos centenares de vecinos de Jaén y su provincia, con su Obispo a la cabeza, a quienes asesinaron en el Pozo del Tío Raimundo en el “Tren de la Muerte”; y ¡a los siete mil de Paracuellos y Torrejón! asesinados por orden de quien aún vive y no podrá desprenderse nunca de su condición de genocida.

Puestos a indemnizar a las víctimas de la guerra, ¿se indemnizarán los robos y saqueos de joyas y obras de arte en casas particulares, Museos, Templos, Catedrales y Cajas de Bancos?¿Se indemnizará a quienes sufrieron torturas y prisión en las checas y cárceles rojas?

Por mucho que traten de desvirtuar la victoria de Franco, a quien se ha tratado de calificar como militar inepto y vulgar, no se deben ocultar sus triunfos en Brunete, en Teruel, en el Ebro y en Huesca; los heroísmos del Alcázar de Toledo, del Santuario de la Virgen de la Cabeza y de Belchite; la derrota que infligió a los “gudaris- a quienes tanto honran los etarras- haciéndoles huir desde Navarra hasta Santoña: su llegada al Mediterráneo y su último parte de guerra, modelo de laconismo.

En aras de la imparcialidad –y para no confundir la reconciliación con la amnesia y el olvido, como quiere el comunista Llamazares- hay que recordar todo esto y mucho más.

Zapatero, un pobre hombre que ha agotado todos los calificativos, ha hecho saltar por los aires toda idea de reconciliación.

¡Y, además, tiene la osadía de afirmar que la República fué el antecedente de la actual democracia! Si este es su punto de vista, ya sabemos cuál será el final.

Más vale que olvidemos tanto horror en uno y otro bando y dejar que Dios administre, como administrará infaliblemente, la sentencia final contra quienes se mancharon las manos de sangre.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris