Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Scary movie 4': Póker de carcajadas descafeinadas

Pelayo López
Pelayo López
domingo, 10 de septiembre de 2006, 19:48 h (CET)
Cuatro, ¡ya son cuatro!. Y no es por "asustar" -aprovechando el fin último, en doble sentido, de la temática argumental en cuestión-, pero lo cierto es que, al más puro argot futbolístico, lo más probable es que caiga la manita, o sea, la quinta entrega cuanto menos, una vez vista la respuesta del público y eso pese a los boicots de ciertas cadenas de multicines. La inclasificable Cindy Campbell -el alter ego de la "Crawford" y la "Naomi" interpretado una vez más por Anna Faris-, protagonista de toda esta "terrorífica" saga, descubrirá que en su vida continúan sucediéndose situaciones disparatadas fuera de lo común. Las "spoof movies" -las comedias de parodias- ya llevan tiempo granjeándose el respaldo del público: Aterriza como puedas, Agárralo como puedas... y, hace poco, la hermana pequeña de esta franquicia, Date movie. Puede decirse que los “creadores” de este subgénero fueron David Zucker y Jim Abrahams, y ambos ponen ahora, una vez más, su saber hacer al servicio de su propia criatura.

Zucker en la dirección y Abrahams en el guión relevaron ya en la anterior entrega a otro dúo, a los hermanos Wayans, los creadores de pseudo-películas como Dos rubias de pelo en pecho o la aún por llegarnos Little man. Y lo cierto es que el cambio se ha notado, no sólo porque ésta última es la primera de las cuatro en rodarse en alta definición, sino porque el humor es más mordaz y ha adquirido más matices, y porque también se ha conseguido una continuidad mucho más hilvanada entre la creciente sucesión de “sketches”. No estamos precisamente ante una película de la que tengamos que hablar de su dirección, fotografía, guión... u otros aspectos técnicos e interpretativos, ya que estaríamos cometiendo un grave error. Todo eso está de más en esta película, aquí sobran las palabras y abundan los chistes de humor fácil, estilo el “caca-culo-pedo-pis” de Enrique y Ana, que buscan el efecto acción (chiste) – reacción (risa o, según cada cual, incluso carcajada), aunque, parafraseando al genio de Sabina, sólo sean “19 buenos y 500 malos”.

A Anna Faris la acompañan, en estas “desventuras”, Regina Hall –quien vuelve a interpretar a su amiga Holly- y Craig Bierko, el vecino-novio de la protagonista. Sin embargo, en estas películas tienen mucha más trascendencia tanto los cameos como los personajes y las películas objeto de la burla propiamente dicha. Y siguiendo el orden inverso, entre las películas parodiadas –hay muchas otras que descubrirán en el metraje y algunas otras que se nos pasarán a tod@s seguramente-, son cuatro -¿será un guiño?- las que se llevan la palma, ya que son las que sirven de hilo conductor al resto de la cinta: Saw, El bosque, La guerra de los mundos y La Maldición. Aparte de estos títulos hay muchos otros que tienen su particular reflejo, como la minoritaria ¿Y tú qué sabes?, la “sub-acuática” Dark Water, las aclamadas Brokeback Mountain y Million Dollar Baby, la crítica Fahrenheit 9/11... En lo que se refiere a los personajes “burlados”, Tom Cruise –no sabemos si será también un guiño, pero el hijo del protagonista tiene un rostro juvenil bastante identificable con el de la “estrella”- y su éxtasis amoroso en la televisión, Michael Jackson y una de sus aficiones “presuntamente” delictiva, y, no podía ser de otra manera, el propio presidente de los Estados Unidos. El mandatario es un Leslie Nielsen ya octogenario pero que sigue en plena forma, tanto en su vis cómica como descubriendo otros de sus “encantos”. Y es que revivir viejos laureles junto a compañeros de andanzas rejuvenece. Otros cameos son los del “semidesaparecido” Charlie Sheen, la estrella de la NBA Shaquille O´Neill, la neumática chica Playboy Carmen Electra, el “arrancaorejas” Mike Tyson, Bill Pullman, Michael Madsen... y hasta varios raperos conocidos sólo al otro lado del charco.

La experiencia es sabia, así que los responsables del proyecto no han estirado la duración. Ni siquiera hora y media de película para dejar claro algo que ya lo está antes de ir a verla. La película es lo que es, sin más. Todo está inventado y, en este caso al descubierto. Esta película, como todas sus antecesoras, se sirve de terceros para confeccionar un elocuente y efectivo pastiche de naipes marcados, un póker de carcajadas descafeinadas.

Noticias relacionadas

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los 33 Premios Goya

La actriz y cómica debutará como conductora

Javier Gutierrez, galardonado en el Festival Internacional de Cortometrajes de Valencia

'Zero' se lleva dos galardones

Mariano Barroso, único candidato para presidir la Academia de Cine

El director y guionista se presenta junto al productor Rafael Portela y la actriz Nora Navas

El cine español, visible en Cannes

Seis títulos de nuestra industria participarán en el festival más importante del mundo

'Mary Shelley', Mejor Película en el BCN Fiml Fest

Una cinta de Haifaa Al- Mansour
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris