Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Martes de Arte   -   Sección:  

Venganza Agustina, venganza

Daniel Bolufer
Daniel Bolufer
miércoles, 28 de junio de 2006, 00:41 h (CET)
No es un partido cualquiera. Ni unos octavos tampoco. Si sobre el papel, no en la realidad. Lo de hoy no es una broma y menos contra los franceses. Es algo psicológico, sin razón de ser. Plantarle cara a Francia y derrotarla de una vez en fútbol es una de las grandes cosas que nos queda hacer en el fútbol y que por desgracia aún no hemos logrado. Induráin o recientemente Rafa Nadal consiguieron quitar ese problema psicológico de inferioridad sobre el país que intentó hacernos suyo una vez y no consiguió. La palabra “Francia”, está llena de historia y levanta admiración en muchos sociólogos, historiadores o jefes de países que ven el modelo francés como un espejo al que hay que contemplar y copiar.

Por una vez hay que perderle el respeto a un país donde su selección llega a octavos con sensación de ser una cualquiera y sin armas claras, un país que ha visto a más de un español conquistar la tierra batida de Roland Garros y oir nuestro maravilloso himno. Un país que ha visto a un monstruo vencer cinco Tours seguidos para enfado de muchos. Un país que si suena su himno en la fórmula uno es gracias a nosotros, siempre el himno francés por detrás del bonito himno de mi país, que no se le olvide a nadie.

Llegamos en el mejor momento, ellos no. A estas alturas podemos decir que tenemos jugadores con experiencia, que han jugado finales, que las han ganado o lo más importante, que saben competir. Lo de mañana puede ser una victoria de futuro que nos quite el lastre de inferioridad que siempre tenemos cuando nos cruzamos con ellos. Y lo más importante de todo, somos mejores: por juego, por jugadores, por entrenador, por afición y por país.

El reino de España avanza como país a pasos agigantados, y en el fútbol no va a ser una excepción. El que pierda ese concepto nuestro lo pagará caro y Doménech lo sabe. Sólo queda decir: A por ellos chicos!!!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris