Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El mundo al revés   -   Sección:   Opinión

De la responsabilidad con el aire acondicionado

José David Gálvez
Redacción
martes, 27 de junio de 2006, 03:35 h (CET)
Se acerca el verano y con él, el calor. Todos los mortales se dirigen próntamente a la tienda de electrodomésticos más cercana, en busca de un alivio para el bochorno. Miles de personas por todas las ciudades de España, buscan un aparato de aire acondicionado que les alivie el intenso calor que se prevee hará en las próximas fechas.

Pero, no todos saben manejarlo. No, no basta con mirar el manual de instrucciones, el manejo de éstos aparatos incluye muchas más cosas. Las menos importantes son los controles del susodicho cachivache.

Es posible, que muchos de ustedes hayan conocido a gente cuya casa parece la Antártida, ¿No es así? Son personas que tienen constantemente puesto el aire acondicionado a una temperatura tan baja, que en su cocina podrían encontrar pingüinos congelados.

También es posible que conozcan otros tipos de personas, como las que lo ponen sólo por la noche y unas pócas horas durante el día para ahorrar energía. El consumo de éstos aparatos es elevado, más de un 40% del total de energía consumida durante la temporada estival, y ésta es una buena forma de reducirlo.

Hay otros cuantos tipos más, ustedes lo sabrán. No voy a enumerarlos, pero les diré que, éstas personas, están arriesgando su salud. Ah, ¿No sabían que el aire acondicionado es peligroso? Supongo que algunos sí pero, para los que no, les diré que sí que lo es.

El aire acondicionado es la causa de muchas enfermedades pulmonares, asi como de parálisis faciales, etc... Bien usado, nos proporciona un alivio contra el calor, pero mal usado puede resultar mortal. Me explicaré.

El chorro de aire frío proveniente del aparato, contiene bacterias. Algunas de ellas son propensas a reprodicirse en frío, por lo que atacan con mayor facilidad cuando uno se coloca bajo el chorro de aire. Una de las afecciones típicas por éste tipo de bacterias, es la parálisis del nervio facial.

Otro problema es la sequedad del aire. El frío reseca el aire, haciendo que los pulmones se resequen también. Ésto puede provocar desde resfriados y pulmonías, hasta cáncer en casos muy extremos.

Como pueden ver, los problemas que causa son interesantes, por lo que les daré una serie de consejos: Primero, no situarse directamente bajo el chorro de aire frío. Segundo, no bajar la temperatura más de los 25 grados centígrados. Tercero, no dormir con el aire conectado. Y cuarto, beber más agua cuando el aparato esté encendido para evitar la sequedad.

Y, por favor, usen éstos aparatos con responsabilidad. Sigan las instrucciones y recomendaciones del fabricante, y no abusen de los mismos. Es preferible pasar un poco más de calor, que pasar el resto de su vida con media cara paralizada.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris