Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Reinaré en España

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 25 de junio de 2006, 23:56 h (CET)
La monumentalidad del Sagrado Corazón de Jesús que preside una de las plazas de Bilbao, resistió la -últimamente recordada- practica habitual de la II República de ser retirada, con sus 40 metros de altura. Los rezos y el cordón de católicos que rodearon el monumento resisitieron el embate. Hoy con remozamientos y remodelamientos urbanos se le apercibe un nuevo recibo, al suprimirséle el título que lo coronaba: "Reinaré en España".

Cuando Pilatos le preguntó a Jesús si Él era el Rey de los Judios, le respondió: "Mi Reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a la los judíos; pero no es de aquí. Su reino no es España, ni el País Vasco, pero sus seguidores pueblan aquí y en el resto del mundo. Su presencia en el pueblo es constante, manifestada físicamente en sus plazas y los más recónditos rincones. Jesús no sabe de naciones. El Sagrado Corazón de Jesús permanecerá ahí si esos nuevos tiempos que anuncian los neoportavoces del pueblo, no reinciden en el repúblicano empeño. Cada porción de tierra de España securlamente ha sido tierra de Dios, pero no su Reino. No quiso que nadie luchara por que fuera su Rey terrenal, sino que el pueblo de Dios predicara su palabra. En alma y cuerpo, como es su monumento que permanece en pie, en Bilbao desde 1.927.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris