Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas a un exguerrillero   -   Sección:   Opinión

Los enfermos, esos 'bichos raros' (y II)

Sor Clara Tricio
Sor Clara Tricio
domingo, 25 de junio de 2006, 23:52 h (CET)
Querido Efraín:

Como finalizaba en mi carta del domingo pasado, dentro del evangelio escrito por un médico de cultura helénica, San Lucas, se encuentra la parábola del Buen Samaritano, y, que te copio una dirección de Internet donde puedes refrescar su exacto contenido: http://es.catholic.net/aprendeaorar/103/117/articulo.php?id=7242 Es la historia del hombre que por haber sabido descubrir “quién era su prójimo” mereció pasar, para los siglos, como el ejemplo humano de comportamiento solidario -como se dice ahora-, ante el dolor ajeno.

Además, existe otro personaje olvidado en esa misma parábola, y, es aquel “hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó, y cayó entre ladrones que lo despojaron, lo hirieron, y se alejaron dejándolo medio muerto.” Ese hombre, con sus múltiples y distintos semejantes, desde entonces, ha permanecido en el mismo lugar -a la orilla del camino-, siempre mudo, aunque locuaz en su necesidad, hasta que, como te decía, Franz Kafka le deja hablar, le permite expresarse como si fuera el Doliente universal. Ese “hombre”, tan importante en el relato evangélico como su protagonista, el Buen Samaritano, es la causa, el motivo de que este último pueda tener ocasión de manifestar su buena entraña, su paradigmática “solidaridad” ante quien necesita de él.

Para nada la parábola que recoge San Lucas habla de salvar su alma, sino de atender su mal, el que le afecta en su cuerpo. Si bien, como se reconoce que, “el mejor apostolado es el del ejemplo”, el de las obras, (“operibus credite”, creed en las obras), no cuesta mucho suponer que, este hombre, agradecido, tuvo que ser un convencido partidario de quien tan generosamente se había portado con él. Mientras tanto, otros destacados personajes “al servicio del Templo”, pasaban de largo por su lado, ignorándole. Sería caer en farisaico escándalo el hecho de juzgar a Gregorio Samsa -protagonista de “La Metamorfosis”- como un hombre herido sin alma que salvar.

El autor se expansiona durante todo el relato en describirnos cual es el lamentable estado humano en que le han abandonado “los ladrones entre los que había caído”. Cuando la parábola concluye con las palabras de Cristo: “Vade, et tu fac similiter”( Anda, y haz tu igual ), ésta es, a mi juicio, la gran lección que encierra el “buensamaritanismo”; un mandato de derecho divino positivo, y ejemplo de cuál ha de ser el comportamiento humano ante la desgracia de un semejante. Claro, que, el Fariseísmo que tanto influye, y ha influido, en nuestra Cultura e instituciones, permite encontrar “excusas”, fáciles, para pasar de largo ante cualquier aspecto que pueda presentar un malherido.

Existen algunos otros textos en la Literatura clásica –estoy pensando en “Resurrección”, de Tolstoy, entre muchos-, en los que también se escuchan lamentos de malheridos. Si bien, el de la Metamorfosis está dotado de la capacidad de expresarse en un relato difícil de comprender, en apariencia, pero que, aplicando la óptica del dolor ajeno, resulta transparente. “La Metamorfosis”, se puede entender como un lamento desgarrado, que a modo de “Manifiesto Universal”, ha de ser suscrito por la humanidad afligida. A la vez, resulta una penetrante llamada de atención para esa otra parte de los seres humanos, que, en plenitud de facultades, se mantienen al margen del afligido, ocupados en sus “justificados” quehaceres, y en completo gozo, aparente, de un magnífico estado de salud.

Os envío los mejores deseos, y con la esperanza de que sigáis todos bien, recibir un cariñoso saludo.

____________________

*Religiosa actualmente residente en Segovia (España), después de algunos años de su vida transcurridos en colegios de Latinoamérica y USA. Mantiene correspondencia con Efraín Barrios Molino, antiguo luchador por la justicia social en Centroamérica.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris