Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El mundo al revés   -   Sección:   Opinión

Internet, compañías, bancos y créditos

José David Gálvez
Redacción
domingo, 25 de junio de 2006, 01:39 h (CET)
Ésta mañana, leyendo mi diaria pila de periódicos, me he topado con uno de esos artículos que hacen hervir la sangre de cualquiera, tanto si ha vivido un caso similar como si no.

En él, la afamada escritora y columnista Lucía Etxebarría, se quejaba de los problemas derivados de los servicios de Internet. Detallaba la cruda realidad por la que hemos pasado muchos de nosotros: la indefensión del consumidor frente a las grandes compañías de telecomunicaciones.

Creo que no hay nadie a quien ésta queja le pille por sorpresa, ya que es una situación que está a la orden del día. Pongamos por ejemplo la situación vivida por uno de mis amigos, al que llamaré A.R. en pos de proteger su intimidad, cuando quiso contratar los servicios que le harían posible el acceso a la vasta fuente de información de la World Wide Web.

Mi amigo contrató los servicios de Internet y teléfono en una compañía de la que sólo daré la primera inicial, W, no vaya a ser que me meta en algún problema. Pronto fue informado de que su conexión estaría disponible en un plazo máximo de quince días. Nada más lejos de la verdad.

Pasados veinte días de la llamada, A.R. al comprobar que seguía sin poder disfrutar de los beneficios de la red de redes, decidió llamar a la compañía para averiguar si había algún problema. Por lo que me contó, la operadora se deshizo en todo tipo de disculpas en los pocos minutos que duró su conversación.

Pasó el tiempo y mi amigo, que había esperado aceptando las disculpas de la teleoperadora, recibe la primera factura de teléfono de ésta compañía. Al ser ésta poco más que exorbitada, mi amigo se da cuenta de que aparte de cobrarle a un precio más que abusivo las llamadas a los servicios de atención al cliente, le han cobrado el primer mes de conexión a Internet.

El mes siguiente, podemos resumirlo como un sin fin de llamadas infructuosas a la susodicha compañía. Harto de que le tomen el pelo, mi amigo da orden al banco de devolver las facturas y, más tarde, llama a la compañía para dar por finalizado el servicio.

Veinte días después, y habiendo cambiado a otra compañía, consigue escapar de la intrincada red de burocracia de la empresa W. Pero aunque él lo pensase, no acabó ahí la cosa. Pronto le llega una notificación de que ha sido incluido en una lista de morosos por no haber abonado los dos meses y pico que estuvo sin conexión.

Derrotado, A.R. se da cuenta de que no puede pedir ningún tipo de préstamo ni cargar nada en su tarjeta de crédito. Por si esto fuera poco, la mala suerte se ceba con él y pierde la cartera, con la tarjeta dentro. Al llegar al banco a recuperarla, se la deniegan aduciendo que está en la lista de morosos.

Ante tal situación, ánimo y autoestima por los suelos, claudica y paga lo que supuestamente debe. Su indefensión sólo es comparable a su frustración.

Éste es uno sólo de los ejemplos, de miles e incluso puede que millones que existen, de la indefensión de los consumidores ante estos gigantes de las telecomunicaciones. Lo malo es que nadie pone, ni quiere poner, remedio.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris