Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ley de tráfico

José Luis Palomera
Redacción
sábado, 24 de junio de 2006, 05:14 h (CET)
Desde mi humilde pensamiento sobre justicia y desafuero de ésta, considero la afrenta que el gobierno en su conjunto instiga hacía el Pueblo Español como agravio intolerable cuya respuesta ha de ser la desobediencia pacífica en contra de las medidas, entiendo, dictatoriales que unos “Don nadie” puestos, pagados, mantenidos y vestidos por el pueblo, nos quieren imponer.

A saber: sancionar con prisión excesos de velocidad inadecuados, cuya improcedencia depende de normas propias de parte y arte, ya que prohíben lo que permiten, cual desafuero de incruentos dictadores.

Y me explico; cualquier ciudadano puede pasar una temporada entre asesinos, violadores y terroristas por el mero hecho de pisar un simple pedal, suceso instintivo que se estipula el cerebelo y que además es intrínseco del ser humano, al ser imperfectos por naturaleza. A esto hay que unir la colaboración del propio Gobierno, en cuanto a la permisividad de velocidades en vehículos, prohibidas, multadas y ahora presidio incluido...

Que un ciudadano tenga que pasar unos meses en prisión por el mero hecho de pasar a noventa Km-h, velocidad de un coche en segunda marcha, es una estupidez mental, rayana al delito de prepotencia y dictadura de los que nos gobiernan..

Es decir, los terroristas asesinos se burlan de la ley y de todo lo que se le venga encima y un ciudadano normal que un día se le fue el pie tiene que entrar en la misma prisión que los violadores, terroristas, asesinos...
¡Mugriento Gobierno... de...!
No nos dejan más alternativa que la desobediencia civil pacífica, no podemos consentir más restricciones, lo que nos faltaba pasar en prisión, de donde los buenos salen malos y los malos peores, por pisar un poco de más un pedal, que el gobierno permite el que se pueda llevar consigo una velocidad de doscientos kilómetros por hora.

Es decir, ahora van a llenar las prisiones de ciudadanos y posiblemente muchos que entrarán absortos e impotentes saldrán, con toda razón, vengativos y peligrosos.

Yo no voy a defender el exceso de velocidad, ni conducir bebido entre otras cosas, pero de esto tiene la culpa absoluta los responsables de las administraciones que permiten y negocian, con la bebida, el tabaco, los coches, las carreras etc.

Todo tiene un término medio, una lógica, ahora, privar de libertad a un ciudadano por consumir lo que comercia y permitir al ejecutor de su pena... Es de dictadores... Ya puestos, legalicen la droga, los robos, las pistolas, metralletas y bombas.

Es bochornoso que existan payasos capaces de crear leyes para meter en la cárcel a un ciudadano que un buen día se le fue el pie. ¿De qué cloacas sacan su inteligencia?

Esta prole de juristas, gobernantes, directores de tráfico y demás cantamañanas que se creen que el poder les corresponde y que pueden hacer y deshacer sin saber hace una “o” con un canuto.

Mire, Director de Tráfico, si la idea es suya y con esto pretende salvar nuestras vidas..., introdúzcasela por donde le quepa no sea que con el pretexto de salvar nuestras vidas nos entierre entre jaurías de terroristas, asesinos, violadores y demás..., allí se va usted si lo desea, que nadie le dio tierra en este funeral, su único valedor es el bochornoso e impresentable presidente Rodríguez Zapatero que reparte los votos que le dio el pueblo a su complacencia y capricho.

Duerma usted tranquilo, Señor Director de Tráfico, los ESPAÑOLES preferimos morir con dignidad que ser conejillos de indias de ciertos personajes, entre ellos usted y el presidente más nefasto de la historia universal.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris