Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Pensatientos de un hombre o medio   -   Sección:   Opinión

Reflexiones externas de un snob

Sandra García

jueves, 22 de junio de 2006, 00:54 h (CET)
Aterrizo a las 7:45 de un vuelo charter, debido al overbuking. Un viaje de bussiness, ya que soy managemant en un holding de Consulting Products. Estoy KO: primero por el catering del viaje y segundo por el jet-lag. Y todavía me queda volver a la office hasta las 18:00. Y enfrentarme con mi ordenador: lo típico, problemas con el hardward , el sofwart, la web…porque parece que no me admite el password y los protocolos como que fallan: el PIN, el WAP… aunque eso no es lo peor. Lo peor es que sufro mobbing del jefe. Y todo eso me crea mucho stress. Y no es bueno para mi by-pass.

Pero se acabó. O sea Stop. Me lo ha dicho mi psicoanalista en mi terapia de shock. A las 18:30, desconecto y me voy a recoger a mi mujer, que seguro que está en el Body-gim, porque ella es una star de tv movies y de talkshow Y aunque yo le he sugerido que haga footing, como Madonna, pues parece que su manager le ha recomendado que es mejor entrenar con Peter, un training, todo un gentleman. Y hacen fitnnes, padell e incluso spinning. Pero hoy no, porque si yo puedo dejar mi chikung-taichi, y mi full contact, ella también. Incluso la he mandado un e-mail diciéndole que anule su cita de lifting, y le he dejado un mensaje con el hand-off para que cambie su tarde de shop center. Y nos vamos los dos de weekend. A desconectar al campo. Ya lo arreglé con la baby-sitter. Y haremos puenting, (que me han dicho que relaja mucho) e incluso rafting. Y después sosegadamente nos tomamos un pic-nic. Ya por la tarde nos vamos a un SPA. Para que nos hagan un tui-na a los dos. Y por la noche… pues… ¿qué decir? … “la dolce vita”: cocktails de champagne y vodka, y para cenar… cus cus, musaka, provolone, foie…. todo acompañado de un perpignan , y amenizado con música chill out. Y después.…no voy a entrar en detalles…pues…lo típico… en fin…sobran palabras… y.. ¡a dormir!…sobre todo ella, “darling”, que queda extenuada…Pero yo como padezco de insomnio, y aún me dura el jet-lag me levanto y me doy una tour y acabo por pura casualidad en un pub, ¿o es más bien una Boite? No lo sé, pero puedo leer: Showgirls- topless… voy a entrar , más que nada por tomarme una infusión y acabar por fin con este maldito stress.

REFLEXIONES INTERNAS DEL MISMO TIO
Aterrizo a las 7:45 en un vuelo de esos baratos: primero porque como siempre hay sobreventa de billetes y segundo porque mi empresa es más agarrada que una concentración de catalanes…Vengo de un viaje de “negocios”, ya que soy un simple representante, es decir el último mono en una mierda de empresa que se dedica a hacer entrevistas sobre una serie de productos, no sé muy bien para qué. Y estoy hasta las narices: primero por la deplorable comida que como siempre dan en los aviones y segundo, por el puñetero cambio de hora que siempre me desconcierta. Por no hablar del salario. Y ahora volver al tajo hasta las seis…con ese ordenador “neandertal” que se atasca más que un mitin de tartamudos. Y lo peor no es eso, lo peor es que encima “el hijo de…” en fin, mi jefe, me acosa como si yo fuera una rata y él un águila perdicera. Y mi problema de corazón, como que se agudiza.

Pero se acabó. Mi médico de la seguridad social me ha aconsejado reposo. Así que a las 18:30 , desconecto y me voy a recoger a mi mujer, que conociéndola, estará en ese maldito gimnasio, machacándose para tener el cuerpo de Demi Moore en “La teniente O`neil”. Aunque está claro que a lo más que se puede parecer es al “sargento de hierro”. Pero ella es actriz, aunque de cine de segunda, cosa que nunca reconocerá. Y pese a que yo la he dicho que puede conseguir el mismo efecto corriendo por el parque, pues está su representante (también de segunda) que le ha recomendado a un tal Pedro, un pijo que a parte de sacarme a mí los cuartos la pone a ella a hacer cosas muy raras sobre una bicicleta. Y a saber en qué sitios más la pone… Pero hoy no, porque si yo puedo dejar de dar mamporros a mi entrenador chino, ella también puede dejar a Pedro. Incluso la he dicho que anule ese tercer estiramiento de piel, porque total, no se le va a notar mucho…y también puede anular sus compras en el centro comercial. Y nos vamos los dos de fin de semana. A desconectar al campo. Y nos tiramos por un puente atados sólo de una cuerda (que me han dicho que relaja mucho) y luego nos tiramos al río, a ver qué pasa. Y después… muy mojados… pues nos damos una merendola a base de tortilla de patata. Por la tarde nos vamos a un sitio de esos que tras una larga cola en albornoz te meten en una especie de piscina en la que han entrado ya doscientas personas con el agua primero caliente y luego helada y me pregunto… “esto no puede ser higiénico, por mucho que digan…” pero en fin…

Y por la noche…pues…¿qué decir? …comida de esa que no sabes bien qué es, pero que suena bien, que te la sirven en un plato grande y te resulta un poco “escasa”, todo hay que decirlo. Pero ante todo…mucha bebida. Todo eso para acabar clavándote como una aceituna. Y esa música que al principio gusta, y que luego harta por lo monótona y finalmente acabarías matando al gilipollas que la inventó… pero que yo aguanto esperando el ansiado postre… que al final parece que sí, pero resulta que no, porque ella, que está como una cuba me dice…¡otro día, cariño…! Y cae rendida. Y entonces mataría también al tal Pedro, que sé que se la beneficia. ¿Y me pregunto…qué coño hago yo ahora? Pues… al final me veo dando vueltas con los ojos como platos hasta que cojo el coche y acabo en el garito que conozco como la palma de mi mano. Me voy a tomar doscientas copas porque sé que…”Valeria” o “Tania”, o la que se sea…sí es capaz de acabar con mi maldito stress, cueste lo que cueste. ¡Cago en la leche…!

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris