Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

'Ultravioleta': rayos perjudiciales para la salud

Pelayo López
Pelayo López
domingo, 10 de septiembre de 2006, 19:48 h (CET)
Sigourney Weaver en la saga de Alien; Sharon Stone en Rápida y mortal; Kathleen Turner en Detective con medias de seda; Kim Basinger en Extremadamente peligrosa; el cuarteto formado por Drew Barrymore, Andy McDowell, Mary Stuart Masterson y Madeleine Store en Cuatro mujeres y un destino; Geena Davis, por partida doble, en Memoria letal y La isla de las cabezas cortadas; Anne Parillaud en Nikita, y Bridget Fonda en su remake americano, La asesina; Demi Moore en La teniente O´Neil; Halle Berry en Catwoman; Angelina Jolie convirtiendo en carne y hueso a Lara Croft; Carrie-Ann Moss en la trilogía de Matrix; Jennifer Garner, primero acompañando a Ben Affleck en Daredevil y luego ya en solitario en Elektra; Kate Beckinsale en ambos capítulos de Underworld; Charlize Theron en Aeon Flux… son sólo algunas de las heroínas de acción que han pasado por la gran pantalla, y lo han hecho para demostrar que no es del todo cierto ese tópico de que este tipo de papeles no suelen ser frecuentes en la industria cinematográfica.

Ahora, Milla Jovovich, quien sigue haciendo méritos para ocupar ese trono con títulos como Juana de Arco o las sucesivas entregas de Resident Evil, desembarca en nuestras carteleras con una cinta futurista de acción y ciencia-ficción, esto último lo cierto es que, por momentos, supera los límites de la credibilidad. Su papel, el de esta “todo terreno” llamada Violeta, fue pensado y escrito expresamente para ella por Kurt Wimmer, el director, quien tiene entre sus datos curriculares el guión de la interesante La prueba y la dirección de la sugerente Equilibrium, y quien ha dicho que la cinta es una especie de “remake” de Gloria de John Cassavettes, donde, supuestamente, Milla sería Gena Rowlands. Si alguien saca algún parecido entre ambas, que haga el favor de decírmelo, claro está, al margen de la relación materno-filial que establecen los dos protagonistas, ella y el chico, una especie de “Mesías” interpretado por el mismo niño que traía de cabeza a Nicole Kidman en Reencarnación y que aquí muestra los mismos registros que en aquel otro título, o, lo que es lo mismo, no vaticina, al menos por ahora, que se trate de un niño prodigio –casi mejor para su carrera, ya que más vale que ésta sea de largo recorrido-.

Aunque está de moda adaptar cómics o videojuegos al celuloide, y aunque durante el metraje, por la estética –la vestimenta, la arquitectura…- y la esencia –la historia de uno contra el mundo, contra los enemigos y contra los amigos que también se convierten en enemigos-, esta puede llegar a ser una sensación plenamente asumida, lo cierto es que esta película no tiene nada que ver con esta moda tan asidua en los últimos años, sino que únicamente es un efecto deseado por el propio realizador. Otra circunstancia que contribuye a incrementar ese convencimiento es la alta definición con que ha sido rodada la imagen, imagen donde, sin duda alguna, llega a destacar la figura y el rostro “cosmético” de anuncio de la actriz protagonista. Sin embargo, sí que es más que posible que, en función de los resultados de taquilla, algo que no suele acompañar a este tipo de títulos, pueda darse el proceso inverso, el que aparezca una historia gráfica y/o incluso un videojuego. Los apenas 90 minutos que dura la película, una duración standard que en ocasiones como ésta se agradece que se cumpla, se acompañan de una banda sonora ecléctica, piezas musicales con dureza casi todas ellas y que, por momentos, llegan a eclipsar al sonido de las trepidantes y sorprendentes, muchas veces, secuencias de acción.

Esta historia, cuyo punto de partida es la guerra entre humanos y “hemófagos”, una mutación sufrida a través de un virus, tiene una primera parte alucinante, en todos los sentidos, en el positivo, con una secuencia inicial de lo mejor de los últimos meses –realmente asombrosa-, y en el negativo, con unos primeros 25 minutos sin respiro y estirados a base de secuencias difíciles de creer por su puesta en escena, por muy heroína que una sea. Y esa misma tónica negativa aletarga al espectador en su butaca durante el resto de la cinta, porque ya no tiene nada que la haga despegar, y eso que bajo la “piel”, en la historia, podría entreverse alguna crítica “michaeljacksoniana” al extremo cuidado y también hacia el control sanitario. Ahora que estamos ya a la puerta del verano: sol, playa… y, hablando de ultravioleta, hay películas como rayos de sol, hay películas contra las que deberíamos protegernos con algún tipo de crema solar porque son como rayos perjudiciales para la salud.

Noticias relacionadas

​La mejor exposición del cine SCI-FI llega al Centro Comercial Gran Plaza 2 de Majadahonda

​La muestra estará expuesta en la planta baja del centro comercial del 4 al 17 de julio

La historia de amor de Elisa y Marcela ya disponible en Netflix

Mañana, 8 de junio, se cumplen 118 años del primer matrimonio entre dos mujeres en la historia de España. Y para celebrarlo hoy llega mundialmente a Netflix Elisa y Marcela

Se celebra el estreno de Elisa y Marcela en Barcelona

La directora Isabel Coixet acudió al pase especial de la nueva película de Netflix acompañada de las actrices principales de la película Natalia de Molina y Greta Fernández

Se buscan co-productores para la película de Javier y Guillermo Fesser

Figurar en los créditos, un cartel firmado de la película o una experiencia personal con los Fesser, entre las recompensas del crowdfunding

La cara oculta de los Oscar: así son de rentables

Las estrellas nominadas a mejor actor ganan un 20% más en su siguiente papel
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris