Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El fracaso del Zapatuto

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 20 de junio de 2006, 01:38 h (CET)
Ayer quedó claro: los catalanes estaban satisfechos con el Estatuto de Autonomía de Cataluña en vigor desde el año 1979. Y tan claro quedó que más de la mitad de los ciudadanos catalanes, pese a la agresiva, violenta, totalitaria y sectaria campaña electoral que invitaba a la participación de los más radicales, a la que hemos asistido en estas últimas semanas, decidió irse a la playa. Pues menos mal que el nuevo Estatuto era un clamor de la sociedad catalana… si no llega a serlo igual sólo votan Montilla y sus pelotas.

Que en una consulta histórica de este tipo la abstención supere el 50% supone un fracaso rotundo y sin paliativos de la clase política catalana. Tanto el PSC como CiU –los dos grandes partidos catalanes- se han lucido. Es más, cualquier participación inferior al 70%, tratándose de un Estatuto que va a condicionar la vida de todos los ciudadanos españoles de Cataluña, constituiría de por sí, un fracaso. Y es que llevan ya casi 3 años machando con el Estatuto, único proyecto del Tripartito catalán. Son millones de euros los que se han invertido en publicitar el engendro. Miles las hojas que la prensa catalana ha consumido tratando de convencer a los ciudadanos de la bondad del proyecto de ZP.

En todo caso, la participación ha sido inferior a la que la propia Unión Europea considera aceptable. Dos de cada tres catalanes no han apoyado el Zapatuto de Maragall, Mas, Durán y Lleida y Zapatero. ¡Qué gran éxito!

Por cierto ¿qué fue de aquellas encuestas –una de ellas del Instituto Opina- que auguraban una participación de entre un 56 y un 71%? ¿Se sabe si los responsables de los institutos demoscópicos respectivos ya han dimitido? ¿Al menos se han sonrojado?

Eso sí, una vez más, la dictadura catalana quedó en evidencia a los ojos de cualquiera que quisiera verlo: a las nueve y media de la noche la Generalidad seguía sin ofrecer los datos de participación. Datos que se conocen desde las ocho de la tarde en cualquier elección. Al menos en las democracias. A las seis de la tarde la participación era del 35,19%. Es el último dato que a la hora en que escribo estas líneas se conoce. Los periodistas, salvo los acreditados, no podían acceder a la Generalidad. El apagón informativo, como ocurrió cuando se hundió el barrio del Carmelo, fue ayer, a lo largo de varias horas, casi total.

Para Ciudadanos de Cataluña, el partido no nacionalista de izquierdas encabezado por Arcadi Espada y Albert Boadella, la baja participación significa el “fracaso total del proyecto” del tripartito.

Mariano Rajoy, durísimo, compareció a las diez menos cuarto de la noche ante la prensa para exigir a Rodríguez Zapatero una inmediata rectificación en su política rupturista y recordarle que fue él quien se empeñó personalmente en sacar adelante el Estatuto. Era su proyecto personal. Proyecto que no ha sido respaldado por dos de cada tres españoles de Cataluña. Así pues, visto el fracaso, urge la rectificación.

Que espere sentado. Según afirmó el bachiller José Blanco el que dos tercios de los catalanes no refrenden los proyectos de ZP supone un éxito sin igual. Vamos, que si llega a votar el 10% de los catalanes en Ferraz mueren de éxito. Durán y Lleida a punto estuvo.

Pero no se crean que esto ha terminado. Esto no ha hecho más que empezar. El siguiente proyecto personal de Rodríguez Zapatero ya tiene nombre: la claudicación ante la ETA.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris