Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Derechos o deber de orfandad?

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 18 de junio de 2006, 23:26 h (CET)
El Tribunal Constitucional acaba de reconocer una pensión económica de orfandad para un hijo cuyos padres no estaban casados. El derecho de los hijos a disfrutar de todo lo proveniente de los padres no debe tener cortapisa al hecho de estar casados legalmente, como este Tribunal reconoce. Queda aún tiempo para que reconozca otros muchos derechos de los hijos de padres que estando casados se han separado, que sufren orfandad parcial de padre vivo y coleando. La custodia compartida es la mejor pensión afectiva que puede gozar un hijo ante la orfandad que le genera el divorcio, que el legislador hoy imposibilta y el máximo juzgador no reconoce.

Es tiempo de estío compartido para aquellos hijos de padres separados que pueden gozar de la mitad del verano, recuperación concentrada de la filiación perdida. No es momento de expresar lo que pudiera ser y no es, para compartir juegos, baños, afectos, y también reforzar esas materias educativas que no han sido óptimas; y porqué no intentar inculcar valores que el sistema no favorece. El derecho natural del hijo a tener padre y madre, moral y eticamente nadie puede conculcarlo. Los actos en el pasado para los hijos son estructuras del futuro, que las instituciones deben analizar y solventar por el bien común de la sociedad. Es un paso el reconocimiento de la pensión de orfandad para un matrimonio de padres no casados. Tímido paso solo de aspectos económicos. Queda todavía el reconocimiento universal de los hijos a ser educados y criados por igual por su padre y su madre, independientemente de la situación en que se encuentren estos, para que no generen más este inícuo deber de orfandad inventado.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris