Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El Mundial día a día   -   Sección:  

Con los pies en el suelo

Emilio Moreno López
Redacción
domingo, 18 de junio de 2006, 21:38 h (CET)
España parte mañana hacia a Stuttgart con la idea de dejar sentenciado el pase a los octavos de final del mundial de Alemania. Se ha desatado la euforia en nuestro país por el brillante partido realizado ante Ucrania. Pero no nos podemos confiar. Fue engañoso. Las dificultades llegarán y hay que estar preparados.

El ejemplo lo tenemos en la República Checa. Vapuleó a EEUU en su primer partido. Se hablaban maravillas del juego del equipo de Bruckner, del partidazo de Rosicky, de equipo revelación... Pues bien, ha llegado Ghana y le ha quitado de un plumazo la ilusión a Chequia. Por fin una selección africana da la talla en este mundial. Ahora la Rep.Checa tendrá que ganar a Italia si quiere clasificarse para los octavos de final. Como cambia el fútbol, de la gloria al abismo en un segundo.

Eso es lo que le puede pasar a España. Ojalá no sea así, pero no hay que desmerecer a la selección de Túnez. Los africanos son peligrosos, y una derrota nos pondría nerviosos, y sobre todo nos haría perder el crédito que conseguimos ante Ucrania. Por lo tanto hay que salir con la misma intensidad que ante el equipo de Shevchenko. Desde el primer minuto a por ellos. Si eso pasa, España no tendría que tener dificultades para sacar el partido adelante. Aunque tampoco vendría mal sufrir en un partido, porque otra goleada dispararía aún más la euforia, y eso no sería bueno.

Me gusta la españamanía que se ha desatado. Según leo en la prensa – ya era hora de que nos llegara- las camisetas de la selección se agotan. Que bonito sería ver las gradas del estadio Gottlieb Arena de Sttutgart lleno de españoles. Los 15000 que se dieron cita en Leipzig se nos quedaron cortos. Queremos ser como los argentinos, teñir el campo de rojo. El hecho de que Stuttgart esté más en el sur puede influir para que las gradas tengan más presencia española.

No me ha gustado la actitud de Carlos Marchena en la rueda de prensa. Recostado sobre la silla, jugando con el móvil, y sin ninguna gana de hablar. Y encima coaccionando a Cesc a la hora de responder una pregunta. Está picado con los periodistas por la campaña a favor de Morientes que hubo. Sabe que aquí, salvo imprevisto, no va a jugar casi nada, y se siente maltratado por la prensa. Yo desde aquí le digo que espero que no esté con esa cara de amargado cuando la federación española reparta la millonaria prima que está en juego. Seguro que ahí no se pone tan chulo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris