Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Los leones y los días  

Visiones contrapuestas en la Cataluña moderna

Sergio González

domingo, 18 de junio de 2006, 23:26 h (CET)
El próximo referéndum del nuevo Estatut debe servir para concienciar a la sociedad de las Cartas Magnas autonómicas no son papel de fumar, sino que van más allá de eso y se sitúan al mismo nivel que la propia Constitución de 1978. Sí, aquélla que fascistas de tres al cuarto no se apresuraron a votar por ser reformista y de la que hoy en día hablan piropos y alabanzas con la boca grande. El resultado quizás es lo de menos, aunque sí que podría suponer un empuje definitivo para el presidente Zapatero o todo lo contrario, véase, un descalabro de monumentales proporciones que restarían credibilidad al mensaje socialista y muy probablemente le obligarían a dimitir.

Encima de la mesa debe estar la participación, que la sociedad se haya concienciado de que los estatutos de autonomía son derechos y deberes que tienen los ciudadanos por ser miembros de esa comunidad en cuestión. Como se ha visto fielmente, la descentralización ha beneficiado ingentemente a la convergencia de uno de los países con un avance económico más espectacular de la Unión Europea, y por algo será.

La conformación de dos grandes bloques en torno al SÍ y NO representan las tendencias habituales desde la instauración de la Democracia. Socialistas, convergentes y ecosocialistas han decidido hacer causa común por lo que consideran suyo, una salida hacia delante con todas las de la ley, que cuenta además con el apoyo del Gobierno central. La otra postura es la que han enfilado populares e independentistas que, aun sin soportarse mutuamente, han dejado sus diferencias a un lado y han emprendido una campaña en el que el todo vale marca el impás.

Lejos quedan aquellas palabras formalistas de Piqué en las que se prestaba a negociar la autogestión y posicionarse favorablemente de cara a conseguir recursos financieros con destino Madrid. Ahora la cara reversa de la moneda ha embestido con dureza espoleada por las miserias que cuentan desde emisoras episcopales directores de programas expulsados de afamados diarios y televisiones.

Probablemente muchos hagan un juicio público del president de la Generalitat, con el lanzamiento de globos sonda y más que especulaciones sobre si debe o no presentarse, pero eso es harina de otro costal. Ahora toca lo que toca, y los ciudadanos de una de las comunidades más prósperas en términos de PIB tienen la posibilidad de elegir si seguir como ahora, con riesgos de recesión, o mejorar en el autogobierno.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris