Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El Mundial día a día   -   Sección:  

¡Vamos, dale Argentina!

Emilio Moreno López
Redacción
domingo, 18 de junio de 2006, 00:58 h (CET)
La piel de gallina. Así es como te pones cuando ves a una hinchada como la argentina. Una de mis mayores ilusiones era ver un partido de Boca en la Bombonera de Buenos Aires. Pues bien, creo que ya he cumplido el sueño. No he tenido que ir a Argentina para darme cuenta como es esta afición. En el Veltins Arena de Gelsenkirchen, cerca de 35000 aficionados albicelestes nos hicieron pasar tres horas de fábula. Para los que amamos el fútbol lo vivido en ese partido es especial.

Las calles de la ciudad alemana se tiñeron desde muy temprano de color albiceleste. La marea argentina había tomado Gelsenkirchen, haciendo que esta pareciera la mismísima Buenos Aires. La verdad es que es de agradecer ver tanta gente hispana junta. Cuando van pasando los días y solo oyes hablar en alemán uno disfruta con los nuestros. Porque los argentinos tienen sangre hispana y tras el espectáculo de ayer, puedo asegurar que muchos de los periodistas que nos desplazamos a cubrir el partido, nos hicimos de Argentina. Si España no puede ganar este mundial, que sea para los de Pekerman.

El colorido en las gradas fue impresionante. La ruidosa afición serbia se rindió ante la evidencia. Con esta gente no hay quien pueda. Ninguna afición del mundo se puede comparar con la hinchada albiceleste. No paran de animar, canciones muy pegadizas – llevo todo el día tarareando una – y lo que es más importante tienen una increíble comunión con el equipo. Impacta ver a jugadores como Crespo, Cambiasso o Tevez cantar con la misma fuerza que las barras bravas con el torso desnudo y la camiseta al viento.

Pero el detalle del final del partido me llamó todavía más la atención. Los equipos se retiraron al túnel de vestuarios, los serbios se retiraban muy enfadados por la pésima imagen dada por su equipo, pero en el campo se quedaba algo digno de mencionar. Unos 5000 seguidores argentinos se negaban a dejar el campo, sin parar de animar, con un solo grito durante 45 minutos: “Vamos dale Argentina”. El campo totalmente vacío, los jugadores ya duchados y esta gente dejándose la garganta cantando por su país. Tuvieron que venir multitud de Stewards para convencerles que lo mejor era abandonar el campo, mas que nada porque había que cerrarlo.

Eso es una afición, ojalá nosotros fuéramos iguales. Pero hay una diferencia, todo el país muere por su selección. Nosotros no.

Qué envidia me dan...
Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris