Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Todos contra Franco

Pepe López
Redacción
viernes, 16 de junio de 2006, 00:10 h (CET)
Bueno, no todos. Sólo los recalcitrantes en el olvido. Los que no tuvieron agallas para acabar con él mientras vivió. Los que claman hipócritamente por la reconciliación pero no hacen otra cosa que airear la memoria histórica. Los que declaran inconstitucionales los símbolos franquistas, toleran por mera conveniencia parte de su obra y agasajan al gran genocida de Paracuellos.

Los que hablan de los crímenes del franquismo y silencian las bárbaras torturas de las checas. Los que no acabaron con la Iglesia porque Dios velaba por ella, pero asesinaron, a millares a sacerdotes, frailes, monjas y simples católicos por el mero hecho de serlo. Los que ahora quieren derribar sus estatuas.

Aún quedan muchas estatuas en los corazones de quienes vivimos aquella disparatada y anárquica República y alguna que otra en bronce.

Una de éstas, la que se levanta a la entrada de la Academia Militar de Zaragoza, que él levantó, organizó y dirigió hasta que el malvado Azaña mandó cerrarla, la quiere ahora derribar el Ministro de Defensa.

No sé qué agravios personales tendrá el Ministro Alonso del Régimen de Franco. Tal vez le fusilaron también, como a Zapatero, alguno de sus abuelos y ahora quiera tomarse venganza de aquello. O se quiera solidarizar con Zapatero en su espíritu vengativo.

O tal vez pretenda que los Cadetes de la Academia no vean continuamente la estatua del Caudillo y se interesen por la persona y la obra del “Dictador” que no fue tan nefasta como estos vengadores nos la pintan.

Y puede que alguno de estos Cadetes aprendan de las virtudes militares, del valor y del genio de Franco y lleguen a la conclusión de que no fue el General golpista que se alzó contra un régimen democrático, sino el hombre que puso orden en aquella situación caótica y anárquica en que desembocó la República y levantó a España tras la guerra civil.

Puestos a remover la historia, ¿qué van a hacer con el Rey, que fue hechura del propio Franco y que juró varias veces defender los Principios del Movimiento?

¿Acabarán con la Monarquía? ¿Implantarán el Estado federal con que amenazan y están poniendo en vigor con el desmantelamiento de España?

No, Sr. Ministro. Deje Vd. la estatua de Franco en el pedestal de la Academia Militar. Que los Cadetes sepan quién fue el Caudillo y se contagien de su valor, de su capacidad y de su entrega a España.

Y sepan que fue ¡La espada más limpia de Europa!

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris