Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sexo y Psicología
Etiquetas:   Vida laboral   Ansiedad   Estrés   Vacaciones  

“Ociofobia”: ¿pueden ser las vacaciones un castigo?

Lo habitual es tardar unos 3 días en pasar de un estado de excitación a uno de descanso
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
viernes, 21 de junio de 2019, 11:41 h (CET)

En la sociedad actual existe una queja ampliamente compartida que alude al poco tiempo de ocio propio y de calidad que debería de poder disfrutar cada persona, un deseo que, en ocasiones, acaba por constituir un castigo. Como explica el Dr. Pedro Adrados, psicólogo clínico del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, “se trata de personas que ante unas vacaciones o pequeñas escapadas de fin de semana, en lugar de disfrutar, sufren y por ello acaban evitándolas. Es lo que se conoce como ociofobia”.

El efecto reparador del descanso se transforma, así, en temor a la inactividad y miedo a “no hacer nada”, de modo que se genera angustia, que es lo que impide un estado de relajación. “El estrés propio de jornadas diarias agotadoras y exageradamente demandantes genera una adicción a esos estímulos tan intensos y poco saludables, de tal manera que resulta dificultoso cortar ese circuito de excitación constante”, afirma Adrados.

El especialista señala, además, que la sociedad productiva y de consumo en la que vivimos fomenta este modelo de acción, que no distingue entre tiempo laboral y tiempo de ocio o descanso. “Para las personas que se adscriben a este modelo multitarea, uno es más valioso cuantas más cosas haga y más resultados obtenga. Así, pueden pasar de una tarea a otra de forma indefinida, sin permitirse tiempos de descanso”

¿Cómo aprender a desconectar?


Debido a este ritmo de vida, para muchas personas estar sobreocupado está bien visto y “no hacer nada” está devaluado. “Todo lo que resulta valorado por los demás se convierte en objeto de deseo, por ello mucha gente elige vivir así e intenta trasladar al resto esa hiperactividad, que puede desembocar en estrés crónico”.

Este ritmo diario tan frenético puede ocasionar problemas de ansiedad, por ello Adrados recomienda tomar conciencia de la importancia de disfrutar de nuestro ocio y del período de vacaciones.

“La recomendación es bajar nuestras expectativas con respecto a los tiempos de relax para no frustrarse y darse unos días para desconectar. Lo habitual es tardar unos 3 días en pasar de un estado de excitación a uno de descanso”. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Muñecas sexuales que parecen humanas

El número de productos para el ocio sexual, de convenciones o de clientes de 'sexshops' está mostrando un crecimiento brutal en los últimos años

Los beneficios de comprar en una sexshop online

​Empresas de todos los sectores han apostado por abrir una tienda online y de esta forma poder ampliar su modelo de negocio

El peso, la falta de conocimiento y la iniciativa, principales complejos sexuales de las españolas

Disminuyen los complejos físicos pero aumentan los relacionados con la experiencia, conocimiento o mentalidad

Siete de cada diez jóvenes practican poco sexo

Los os españoles en la cama son fogosos, divertidos y curiosos, mientras que su fantasía sexual favorita continúa siendo el trío

En el sexo, el ritmo importa

Spotify y Youtube se pueden convertir en aliados para potenciar las relaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris