Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La concentración y el chistoso

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 12 de junio de 2006, 22:45 h (CET)
Concentración pacífica en Madrid. Evidentemente no me refiero a la fiesta que ayer organizó la CGT en el madrileño Paseo de Camoens. Fiesta durante la cual los “pacifistas” rompieron todo el mobiliario urbano que encontraron a su paso (¿Qué tendrá el mobiliario urbano para la izquierda que cada vez que salen a la calle lo destrozan?). Tampoco estoy hablando de los insultos que el mismo sábado por la mañana un grupo de “demócratas catalanes” dedicaron a Mariano Rajoy en Hospitalet. Ya saben, esos “pacifistas” , esos seres tan amantes de la libertad que insultan al que opina diferente o agreden al que piensa distinto. Ayer fue Arcadi Espada, hoy Rajoy. ¿mañana? Cualquiera que no se pliegue a sus deseos. Cosas de los camisas negras del fascio catalán.

Cuando hablo de concentración pacífica estoy hablando, naturalmente, del aproximadamente millón de personas que el sábado, acompañando a las víctimas del terrorismo, tomó pacíficamente las calles de Madrid (el que se crea la cifra de los 242.923 y un gato dada por Delegación de Gobierno que haga el favor de mirar cualquier fotografía aérea. Es un chiste malo para tontos). Y es que hay quienes no dudan en salir a la calle cada vez que las víctimas lo piden. Y, desgraciadamente para todos, en estos dos últimos años las víctimas han tenido que pedirlo ya cuatro veces. Incansables, siguen acudiendo a las manifestaciones familias enteras, hombres, mujeres y niños. Mucho joven. Y cada vez más. Y con más ganas. Bajo la lluvia o bajo un sol de justicia.

Si hace unos años alguien hubiera vaticinado que la derecha democrática saldría a la calle y que concentraría en seis ocasiones -cuatro de ellas para apoyar a las víctimas del terrorismo- en menos de dos años a tal cantidad de gente como de hecho ha sucedido, pocos lo hubieran creído. Y la izquierda, menos. ¡Ellos que se pensaban que la calle era suya!

Si el PSOE creyó en su momento que iba a desactivar cualquier intento de movilización en apoyo de las víctimas –obstáculo claro e insalvable en su intención de rendición ante la ETA- cuando organizó la tangana de la falsa agresión al Ministro José Bono, se equivocó de parte a parte. A cada llamamiento que efectúa la AVT acude un número mayor de ciudadanos. Y es que cada vez es mayor la sospecha que tienen muchos ciudadanos de que el ZP algo le “debe” a ETA.

Ni una papelera destrozada, ni un parquímetro arrancado, ni un sólo acto vandálico. Nada de eso se pudo ver ayer en la madrileña plaza de Colón. La gente que allí se manifestó en demostró ser cívica y pacífica. Pero de verdad. Que otros tomen nota.

Pues bien, pese al civismo, pese a la nobleza de la causa defendida (que no es otra más que apoyar a las víctimas del terrorismo; esas que encarnan nuestra democracia y nuestra dignidad como sociedad), hay quienes no han dudado en arremeter contra los manifestantes y las propias víctimas.

Desde esos que se han inventado formas “infalibles” para predecir el número de asistentes –que luego cuadran exactamente con lo vaticinado; faltaría más- hasta algún medio de comunicación digital que tiene la desfachatez de publicar que si se rompiera el alto el fuego indefinido de ETA la culpa sería de los asistentes al a manifestación y, por supuesto, de las víctimas.

Que Rodríguez Zapatero es un señor con complejo de Fourier, capaz de sentir la misma simpatía por los “Oteguis”de España que antipatía siente hacia las víctimas del terrorismo, no es nada nuevo ni sorprendente. Pero que el PSOE pretendiera primero montar una fiesta-mitin mientras las víctimas recordaban a sus muertos en Madrid y que luego ZP en persona se dedicara a hacer chistes acerca de la manifestación, supera todo lo éticamente imaginable.

Pero ¿qué se puede esperar a estas alturas de ZP? Cualquier cosa menos decencia, dignidad o talante.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris