Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Mundial / Grupo C - Jornada 1   -   Sección:  

Holanda vence a Serbia de la mano de un soberbio Robben (0-1)

Los serbios cayeron sin crear grandes ocasiones y quedan últimos del Grupo C
Redacción
domingo, 11 de junio de 2006, 14:52 h (CET)
El ritmo del “grupo de la muerte” parece que lo van a marcar las favoritas. Tras la victoria de Argentina ante Costa de Marfil, los holandeses estaban obligados a ganar si no querían separarse de los sudamericanos. Holanda parece dispuesta a mostrar ese “fútbol total”, que la hiciera grande en épocas de Cruyff, y que Van Basten intenta recuperar. Serbia no podía afrontar con mejores credenciales el encuentro, pues llevaba 13 partidos invicta, pero los de Petkovic no se encontraron en ninguna fase del partido y acabaron sucumbiendo a la calidad de ese joven extremo del Chelsea llamado Arjen Robben.

Luciano Sabatini Genta
La selección holandesa ya salió sintiéndose favorita desde el túnel de vestuarios, quizás motivados por la masiva presencia de aficionados de su país que teñían la grada de naranja y convertían el Zentralstadion en algo parecido al Ámsterdam Arena. Van Basten pudo colocar en el campo el equipo que buscó toda la semana y recuperó a última hora a Sneijder, Cocu y Van Bommel para su once inicial. Como tal, los tulipanes comenzaron mandando el encuentro, con mucho toque y monopolizando la posesión de balón.

Los laterales holandeses, Heitinga por la izquierda y Van Bronckhorst hacían ancho el campo, idea que más arriba Robben y Van Persia se hacían cargo de hacer buena como extremos a la vieja usanza. Enfrente una segura Serbia, en la que Petkovic habñia sorprendido al colocar en la titularidad a Nenad Djorjevic en lugar del centrocampista Ognjen Koroman, mucho más ofensivo. Las intenciones del seleccionador serbio eran claras: frenar a toda costa las subidas de Robben; y razón no le faltaba. Serbia se defendió del dominio naranja en los primeros compases del encuentro con latigazos de sus peligrosas puntas, Kezman y Milosevic. Petkovic disponía de una ultradefensiva línea de cuatro atrás, que tan buenos resultados le dio en la fase de clasificación (trece partidos invicta, y premera de grupo por delante de España), y una segunda línea de cuatro hombres que cambiaban sus posiciones en el medio, siempre muy retrasados, bajo el mando del interista Dejan Stankovic.

Una acción personal de Predrag Djorjevic por la izquierda a la que no llegaron por muy poco ni Kezman ni Milosevic en línea de gol, y las llegadas incisivas del osasunista, metieron el miedo en el cuerpo a los holandeses que comenzaron a regular sobre el campo. Pero había un jugador que estaba dispuesto a revolucionar el partido, el joven Arjen Robben, que a pesar de tener encima el marcaje específico de Djorjevic, no cesaba de crear peligro.

Gol y lección de fútbol de Robben
Justo cuando más asustada estaba Holanda salió el genio de el joven extremo que aprovechó una rápida transición del centro del campo tulipan, y un pase por arriba al primer toque de Van Nistelrooy para sacar diez metros en quince de carrera al central serbio y batir por bajo a Jevric. Un prodigio de velocidad y precisión. Con este gol los holandeses colocaban las cosas en su sitio, y comenzaron a jugar como quiere Van Basten.

En su llegada a la selección holandesa Van Basten tenía una idea clara: recuperar el fútbol total que seguramente él vio de joven a esa Holanda del ídolo Johan Cruyff y Neeskens. Sus pupilos así lo han entendido. Toque y más toque hasta que el balón se cansa de pasar por todos los componentes del equipo, y Serbia de privilegiado espectador. En el minuto 31 una de estas jugadas no acabó en gol de milagro, pero atención como consigan un tanto así en este mundial, por que lo vamos a ver en todas las televisiones y escuelas de fútbol.

Serbia intentó sacudirse la presión, y tuvo y par de ocasiones seguidas en las votas de Savo Milosevic, y la cabeza de Kezman haciendo un bonito escorzo para rematar un centro. Los dos conocidos de la liga española tiraban del carro ante la desaparición de Stankovic del terreno de juego. Pero era el partido de Robben, y no iba a permitir que nadie le robara el protagonismo. En el 38 demostró que aunque sea zurdo domina las dos piernas y un tiro con la derecha se fue lamiendo el palo. Poco después recogía un balón suelto en el medio para marcharse con elegancia de dos contrarios y acabar centrando desde la izquierda. Nadie podía parar al extremo, que estaba dando una lección de buen fútbol, siendo el mejor de los 22 sobre el campo.

Cuartenta y dos minutos tardó Petkovic en corregir su error de inicio, y metió en el campo a Koroman por Djorjevic, resignado de que igualmente Robben iba a campar a sus anchas tuviera a quien tuviera encima. Esperanza de Serbia, el recién entrado revolucionó el partido en los últimos minutos de la primera parte con un centro desde la derecha, una jugada personal pisando el balón, y un tiro que salió cerca de la escuadra de Van der Sar. Esto es un mundial, y mejor corregir en el 42 que tras el descanso.

Segunda parte de enfrentamiento táctico
Con la entrada de Zigic en detrimento del osasunista Milosevic dio comienza la segunda parte. Un periodo mucho más táctico, en el que las oportunidades tardarían en llegar. Serbia intentó adelantar sus líneas, pero el hecho de cambiar de banda a Koroman, y escorarlo en la izquierda, restó mucho potencial ofensivo. El centrocampista serbio había sido el mejor de los suyos en tan sólo los últimos 5 minutos de la primera parte, y no tocó un balón en los 20 siguientes en el segundo periodo.

Robben también comenzó mucho más apagado que en la primera parte, individualista desperdició un par de ataques naranjas por querer hacerlo todo él sólo. A medida que iban pasando los minutos los serbios se iban desquiciando más cada vez, con Keman primero que se desgañitó protestando una posible mano en área de Holanda que cortó uno de sus centros, y con Koroman después que se encaró con el árbitro tras sufrir una falta por detrás, protesta que le costó la amarilla. Con estos esfuerzos verbales se ahogaron las esperanzas serbias, cada vez más a remolque de los holandeses.

Tiempo de cambios para Serbia, y el seleccionador daría entrada a Ljuboja por Keman, con lo que acabaría el partido con dos puntas diferentes a los que lo comenzaron. Por su parte, Van Basten daría la oportunidad al joven Kuijt, una joven perla que milita en el Feyenoord. Pero el partido siguió sin ser contyrolado en exceso por ninguno de los dos bandos, ya que ningún centro del campo conseguía imponerse. Tuvo que volver a corregir su error el seleccionador serbio, y devolver a Koroman a la derecha para que el el minuto 72 su equipo creara la primera ocasión clara, a tiro del propio Koroman.

Van Basten, práctico donde los haya, pidió más toque a los suyos, y Holanda en previsión del último empujón serbio intentó dormir el partido. Pero si alguien tenía que saltarse el guión ese era Robben: apareció por la derecha, capturando un balón sin dueño, para enganchar hacia el interior y soltar un zapatazo con su pierna buena que saldría rozando el palo derecho de la portería serbia. El extremo volvía a las andadas. Serbia no encontraba la manera clar de llegar a la portería de Van der Sar, y cada vez que lo hacía, Robben les obligaba a recular con una de sus galopadas.

Con el último suspiro de los serbios, que intentaron volcarse al ataque sin demasiada suerte, Holanda encontró en el contra golpe un arma inesperada, y para la que están claramente preparados, ya que tanto Robben como Van Persie y el recién entrado Kuijt son más veloces que la mayoría de sus marcadores. Pero el castigo no fue mayor para los serbios, y no por que Robben no lo intentará hasta en el descuento. Este jugador tiene hambre de fútbol y de Mundial.

Con la victoria Holanda encabeza la clasificación de su grupo junto a Argentina de Riquelme, ante la que parece que se jugará el liderato en la tercera jornada, si las cosas siguen por este cauce. Serbia Montenegro, en la que los Antic, Pantic, etc… tienen puestas tantas esperanzas deberá jugársela frente a los propios argentinos en el próximo partido, y visto lo visto, no lo tendrán nada fácil.

FICHA TÉCNICA:
Alineaciones:
Holanda: Van Der Sar, Heitinga, Ooijer, Mathijsen (Boulahrouz 85’), Van Bronckhorst, Cocu, Sneijder, Van Bommel (Landzaat 59’), Van Persie, Van Nistelrooy (Kuijt 68’), Robben.

Serbia: Jevric, N. Djordjevic (Koroman 42’), Krstajic, Gavrancic, Duljaj, Dragutinovic, Nadj, Stankovic, P. Djordjevic, Milosevic (Zigic 45’), Kezman (Ljubuja 66’).

Goles:
1-0, Robben (17’).
Incidencias: 40.000 espectadores en el Estadio Zentralstadion de Leipzig. 25 grados de temperatura al comienzo del encuentro. Las gradas con mayoría de aficionados holandeses se tiñeron de naranja.

Árbitro: Markus Merk (Alemania). Mostró cartulina amarilla a Stankovic (34’), Van Bronckhorst (55’), Koroman (63’), Dragutinovic (80’), Heitinga (84’), Gavrancic (89’),

DATOS DESTACABLES
El Bueno: Robben
Un puñal en la banda. Además del gol dejó patentes sus credenciales: velocidad, cambio de ritmo, y calidad para pisar, controlar y pegarle al balón. Un verdadero crack de tan sólo 22 años.
El Feo: Zigic.
En un partido cargado de tarjetas, pero sin entradas duras, el gigantón serbio de 2,03 metros estuvo impotente y realizó una fea acciñon saltando con el codo por delante ante Van der Sar, al que dejó lesionado, y casi fuera de combate.
El Malo: Petkovic.
El seleccionador serbio privó a su equipo de uno de sus mejores hombres durante casi la mitad del partido. Uno se pregunta que hubviera podido hacer Serbia si Koroman hubiera disputado los 90 minutos.
El Dato:
Con la victoria holanda alcanza 13 partidos oficiales sin conocer la derrota, de los que en los diez últimos no ha encajado goles. El engranaje de la “naranja mecánica” empieza a funcionar.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris